Tiempo de lectura: < 1 minuto

Finalmente se ha llegado a un acuerdo y una parte de los okupas permanece en el edificio con cinco de los menores

Fotograma de la carga. (@MayRAayamonte).

M. Zugasti / Granada

La antigua sede de Emuvyssa en la calle Lepanto, junto al Ayuntamiento de Granada, ha sido el escenario desde las 9:00 horas de esta mañana del desalojo de las familias que se habían mudado a esta casa propiedad de la Fundación San Francisco Javier. Los ocupantes se han resistido a la intervención de la Policía Nacional, en una actuación que ha acabado con un notable tumulto tras la aparición de activistas contra los desahucios.

Desde la Policía Nacional se defiende que la actuación era perfectamente legal porque la ocupación se estaba realizando in situ, mientras que los ocupantes ilegales, que en algunos casos habían abandonado de forma voluntaria los albergues municipales, defendían que que ya llevaban días en la vivienda. Y la Policía Local especifica que pueden actuar si existe una “ocupación ilegal de personas que conviven en un edificio sin titularidad”.

La tensión ha llegado a un punto en el que la Policía Nacional ha efectuado una carga para despejar la entrada y, finalmente, se ha llegado a un acuerdo por el que varios de los ocupantes y cinco menores permanecen en el inmueble junto a personal de seguridad, mientras que cinco adultos y dos menores quedan a disposición de servicios sociales.

Vídeo del desalojo.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.