Tiempo de lectura: < 1 minuto

El conductor de 26 años había estrellado su coche en la rotonda de Villarejo

Estado en el que acabó el coche tras el accidente.

D. G. / Granada

No hay día sin que la Policía Local informe de un accidente protagonizado por un conductor ebrio o por alguien que arma un escándalo cuando tiene que pasar las pruebas de alcoholemia. Un conductor de 26 reunió ambas características la pasada madrugada del lunes, cuando estrelló su coche y acabó desnudándose y orinándose en su propia ropa.

El conductor tuvo un accidente en Villarejo pasadas las 3:00 de la madrugada después de no darse cuenta de que había una rotonda y estrellarse contra una señal. Intentó escapar, pero había dejado destrozado su vehículo, por lo que los agentes lo trasladaron a comisaría para realizarle un test de alcoholemia que dio el resultado previsto: triplicaba la tasa.

Ahí llegaron las amenazas de muerte y el intentó de agresión a los agentes, por lo que acabó esposado y, finalmente, tras volver de un centro de salud en el que fue examinado, se desnudó en el calabozo y, para sorpresa de los policías, se orinó en su propia ropa.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.