Tiempo de lectura: 2 minutos

Los laboratorios están saturados con el aluvión de pruebas diagnósticas ante la gran capacidad de contagio de Ómicron

El consejero Jesús Aguirre.

D. G. / Granada

Los laboratorios están saturados con el aluvión de pruebas diagnósticas ante la gran capacidad de contagio de Ómicron. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha admitido que hay un debate interno sobre este asunto.

En la semana pasada, se han hecho 250.000 test de coronavirus, lo que en un mes supondría realizar un millón. El representante del Gobierno andaluz ha explicado esta mañana que hay un debate dentro del comité de expertos sobre si es necesario o no seguir con la misma política de aislamientos y de pruebas diagnósticas en Andalucía. 

Como ocurre en otras Comunidades autónomas y países, la Junta podría optar por aplicar medidas de cuarentena y pruebas de diagnóstico solo a los no vacunados o a los contactos estrechos. 

El consejero de Salud ha destacado la diferencia entre la sexta ola y otras con mayor impacto en los hospitales como la segunda o la tercera. La curva de contagios es casi igual e incluso se prevé que la incidencia supere al pico máximo en los próximos días. Pero su repercusión en los hospitales es mucho menor, algo que Aguirre atribuye a dos cosas, la cepa dominante y la vacunación.

Ómicron, según el consejero, es una variante que tiene mayor contagiosidad pero que está generando muchas menos hospitalizaciones, lo que a su juicio, reduce mucho los problemas para el sistema sanitario, sin entrar a valorar el consejero su impacto en la atención primaria. 

Por eso, la Junta no tiene previsto tomar decisiones drásticas ni medidas restrictivas, al considerar que las medidas “orientativas” que el Gobierno ya ha dado a la población (consejos sobre cómo comportarse en las reuniones), además del pasaporte Covid para el ocio y la vacuna, están siendo “más que suficientes”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.