Advertisement

El Diario de Granada

Todas las noticias de hoy en Diario de Granada

El tiempo - Tutiempo.net

El tiempo en Granada hoy

Buscar

Suspenden la pena de cárcel a Juana Rivas a cambio de que haga cursos de parentalidad positiva

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Audiencia de Granada ha estimado el recurso interpuesto contra el auto del Juzgado de lo Penal número 1

Juana Rivas.

D. G. / Granada | 30 de marzo de 2022

La Audiencia de Granada ha estimado el recurso interpuesto por Juana Rivas contra el auto del Juzgado de lo Penal número 1 de Granada y ha acordado suspender la pena de prisión impuesta a Juana Rivas por un plazo de tres años, condicionado a que la penada participe en programas de parentalidad positiva, tal y como solicitaba la acusación particular. El incumplimiento de esta condición, así como la comisión de un nuevo delito durante el plazo de suspensión que se concede, podrá dar lugar a la revocación del beneficio de la suspensión.

El juez Piñar advirtió en su auto que existe un “grave peligro” para sus dos hijos por deficiencias en la custodia que provocaron el abuso sexual de uno de ellos. Piñar llegó a afirmar que estos se ejercieron “en la máxima extensión del término” y que “las imágenes que han llegado a la causa son espeluznantes”.

El auto indica que para acordar dicha suspensión se ha tenido en cuenta que tanto la acusación pública como la particular han estado conformes con la concesión del beneficio de la suspensión. Además, prosigue el auto, no existen responsabilidades civiles que pagar, “careciendo la apelante de otros antecedentes, y no apreciándose que la ejecución de la pena resulte necesaria para evitar la comisión por la penada de nuevos delitos”.

La suspensión de la pena está condicionada a la obligación adicional, solicitada por la acusación particular, de participar en programas de parentalidad positiva, obligación que tiene relación directa con el delito. La resolución explica que “se establece tal obligación también en interés superior de los menores, propios hijos de la apelante, debiendo ir dirigida la actuación de los poderes públicos a la consecución de tal interés superior”. Tal obligación, además, “se considera necesaria para evitar la comisión de nuevos delitos por la recurrente, al menos en relación con sus propios hijos, no resultando la obligación ni excesiva ni desproporcionada”.

Compartir es ❤️

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *