Tiempo de lectura: 2 minutos

Salud confía en que en “15 ó 20 días” ya se pueda entrar en una fase de “normalidad” en la situación de la pandemia.

Entrada al Clínico San Cecilio.

M. Zugasti / Granada | 4 de febrero de 2022

La sexta ola sigue perdiendo fuelle en Granada en lo que ha sido su ‘punto fuerte’, el alto ritmo de contagios. Después de un mes de enero con un promedio de más de 1.000 positivos al día, febrero ha frenado en seco y hoy se han registrado 539 contagios, lo que viene a ratificar la tendencia a la baja de esa semana.

Además, la presión hospitalaria sigue bajando y se sitúa en  278 personas, de las cuales 28 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos. La barrera de los 300 ingresados, que se superó en esta sexta ola con creces, queda muy atrás aunque en el parte de hoy hay que lamentar que se ha notificado un nuevo fallecido.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha manifestado este viernes de “forma clara y contundente que hay una tendencia a la baja” de la sexta ola de la pandemia del coronavirus tanto en la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes como en la presión hospitalaria, donde ya se baja de los 2.000 ingresados. Ha confiado en que tras haberse superado el “pico” de esta ola, en unos “15 ó 20 días” ya se pueda entrar en una fase de “normalidad” en la situación de la pandemia.

En declaraciones a Canal Sur TV, recogidas por Europa Press, Aguirre ha recalcado que hoy puede decir de “forma clara y contundente que hay una tendencia a la baja”, no sólo en la incidencia acumulada, que llevamos tres semanas y media con tendencia a la baja y que este viernes se sitúa en 807 casos por cada 100.000 habitantes, sino también en cuanto a la presión hospitalaria, que ya baja de los 2.000 hospitalizados, situándose en 1.985, de los que 229 están en UCI, una cifra que también desciende.

“Se consolida la bajada de esta sexta ola, esperemos que la bajada sea rápida al igual que fue rápida la subida y que de aquí a pocos días estemos en una cierta tranquilidad”, ha expresado el consejero, quien ha querido dejar claro, en cualquier caso, que en absoluto “se pueden relajar las medidas” de seguridad.

“Estamos en una caída clara, el pico de la ola lo hemos superado, pero el virus sigue viviendo con nosotros, sigue habiendo fallecidos, ingresos y muchos contagios, de manera que hay que tener todas las precauciones”, ha insistido Aguirre.

El consejero ha agregado que la esperanza es llegar “a la parte baja de incidencia acumulada en 15 ó 20 días y entremos en una fase de normalidad y que perdure en el tiempo”.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.