Tiempo de lectura: 2 minutos

los agentes encontraron incongruencias en su historia que les hicieron sospechar de la denunciante.

Centro comercial en el que sucedieron los hechos.

D. G. / Granada | 2 de febrero de 2022

La Guardia Civil, en el marco de la operación Hairneva, ha detenido a dos personas, una mujer de veintinueve años de edad y un hombre de treinta y cinco, sin antecedentes policiales, como presuntos autores de haber simulado un delito de robo con violencia e intimidación en una peluquería situada en el Nevada Shoping para apoderarse de 18.000 euros.

El supuesto robo se produjo sobre las 22:15 horas del pasado día 18 de diciembre de 2021. La mujer detenida denunció que sufrió una incidencia en el arqueo de la caja y se tuvo que quedar sola un rato más en la peluquería con la persiana a medio cerrar para solucionarlo, y que en ese intervalo un varón que ocultaba su rostro con una gorra y una mascarilla, aprovechó para colarse en el establecimiento armado con un cuchillo, la obligó a abrir la caja fuerte y se apoderó de 17.500 euros y tres billetes completos de lotería valorados en 600 euros, perdiéndose después entre los clientes del centro comercial con el botín.

En plena campaña de compras navideñas, el supuesto atraco trascendió y los medios de comunicación granadinos se hicieron eco de él, lo que generó cierta alarma social. El equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Armilla se hizo cargo inmediatamente después de la investigación y tras revisar las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del centro comercial y hablar con la supuesta víctima,  los agentes encontraron incongruencias en su historia que les hicieron sospechar de la denunciante.

Más tarde los investigadores encontraron testigos que identificaron al atracador y que informaron a los investigadores que éste y la supuesta víctima eran pareja sentimental. Al volver a interrogar a la denunciante, ésta se derrumbó y confesó que el atraco había sido mentira. También manifestó que el supuesto atracador tenía problemas de dinero y que “intimidada por él”, acordaron apoderarse del dinero que el propietario guardaba en la caja fuerte y al que la detenida tenía acceso.

Tras la detención de la mujer, los agentes supieron que el coautor del delito se había escondido y lo pusieron en requisitoria para que pudiera ser detenido por cualquier patrulla de la Guardia Civil que diera con él. Los agentes del equipo de Policía Judicial de Armilla lo estuvieron buscando sin éxito durante días en las inmediaciones de su antiguo domicilio conocido en Granada. Aunque finalmente consiguieron localizarlo y detenerlo en Armilla el pasado día 25 de enero.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.