Tiempo de lectura: 2 minutos

El alcalde y el presidente de la Diputación llegaron al Congreso con motivo de la línea 400, cuando gobernaba Rajoy, pero ahora callan y se conforman con Granada en el furgón de cola del Corredor

Entrena con Isabel Pardo de Vera.

Pepe Entrena y Paco Cuenca habían vendido la reunión con Isabel Pardo de Vera como si fueran William Holden y Ernest Borgnine en ‘Grupo salvaje’. como si fueran Humphrey Bogart y James Cagney en ‘Los violentos años 20’, como John Wayne y Henry Fonda en ‘Fort Apache’, dos tipos duros capaces de enfrentarse a los suyos, dos vengadores sin prejuicios por las comunicaciones de Granada. Así habían vendido el presidente de la Diputación y el alcalde de Granada la reunión en Sevilla con la secretaria de Estado de Transportes. Pero salieron como mansos corderitos, con fotos de complicidad y risas mientras Granada ha quedado de nuevo relegada al furgón de cola.

Ni un compromiso, ni siquiera cuándo recuperará Granada las circulaciones AVE con Madrid. Estudios, pero no de construcción de infraestructuras, patadas a seguir sin desmentir a la ministra que dejó a la provincia fuera de la primera fase que tiene como horizonte 2026 para poner en marcha el Corredor Mediterráneo. ¿Y soterramiento del AVE en la capital? Pues nada, a convocar reuniones, que como decía Napoleón son la mejor manera de alargar los asuntos, por mucho que se anunciara un estudio informativo para elegir la mejor opción que tendría que haber estado listo hace un año.

Con motivo de la línea 400, el PSOE granadino en pleno se manifestó frente al Congreso de los Diputados, frente al Ministerio de Energía, dieron mil ruedas de prensa como los únicos defensores de Granada en Madrid. ¿Hará lo mismo ahora Pepe Entrena con Pedro Sánchez en Moncloa en lugar de Mariano Rajoy?

De momento se han contentado con vaguedades. Igual que Paco Cuenca, que encabezaba manifestaciones por los trenes siendo alcalde en 2018. ¿Lo hará también ahora? No lo parece cuando, al igual que Entrena, se conforma ahora con vaguedades tras al paripé de las últimas semanas, cuando decía que era intolerable el desprecio a Granada. Nada ha cambiado tras la reunión. Sólo que Entrena y Cuenca fueron como dos tipos duros a Sevilla y volvieron como dos pastorcillos socialistas.

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.