Tiempo de lectura: 2 minutos

El portavoz del Grupo Municipal Popular asegura que ha dejado pasar, por segunda vez, el plazo acordado entre la empresa y la plantilla

El portavoz popular, César Díaz.

D. G. / Granada

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz, ha pedido hoy al Gobierno tránsfuga que deje de marear y autorice la incorporación de los trabajadores de Alhambra Bus en Transportes Rober. Según ha detallado el edil, el pasado 1 de enero estaba prevista la incorporación de los empleados de Alhambra Bus en Rober tras un acuerdo alcanzado entre la plantilla y la empresa.

Sin embargo, como ya ocurrió el pasado 1 de septiembre, el Ayuntamiento ha dejado correr los plazos lo que pone en riesgo el acuerdo alcanzado que supone además un importante ahorro para las arcas municipales a la vez que consolida los puestos de trabajo de estas personas tras años de batalla judicial.

Tal y como ha recordado el edil, cuando se incorporó como concejal de Movilidad descubrió que la anterior corporación del PSOE no había hecho absolutamente nada por hacer efectivo el trasvase de los trabajadores, cuya
integración había sido aprobada en pleno en el año 2015 por unanimidad. Ante esta situación, el área se puso a trabajar manteniendo continuas reuniones y encuentros con la plantilla y con la empresa hasta que se logró un acuerdo que contentaba a todas las partes.

Dicho acuerdo establecía que los trabajadores renunciaban a los atrasos a cambio de entrar el uno de septiembre lo que suponía un importante ahorro en un ayuntamiento que no estaba pasando por el mejor momento económico. Al
incumplir el PSOE con la fecha establecida, los trabajadores decidieron replantearse sus condiciones, toda vez que el pasado mes de noviembre recibieron una sentencia del TSJA que ratificaba sus pretensiones.

No obstante, recientemente alcanzaron un nuevo acuerdo por el que aceptaban cobrar exclusivamente un año de retrasos entrando a su nuevo puesto en Transportes Rober el uno de enero de 2022 y logrando su consolidación
definitiva con los mismos derechos que sus compañeros conductores. Sin embargo, nueva e inexplicablemente, el Gobierno tránsfuga ha vuelto a dejar correr los plazos dinamitando de nuevo el acuerdo. “La inacción de Cuenca y su
equipo puede costar más de un millón de euros a las arcas municipales” ha asegurado Díaz quien ha pedido a la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, que cumpla de una vez lo pactado y autorice la cesión de los trabajadores para
acabar con esta situación de incertidumbre que no merecen sufrir ni un día más.

“Que se deje de sus líos internos y se ponga a trabajar en lo realmente importante como es consolidar a estos trabajadores que llevan años esperando que se regularice su situación”.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.