El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha visitado hoy miércoles la nueva unidad

El consejero Aguirre, en su visita al Virgen de las Nieves.

D. G. / Granada | 6de abril de 2022

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha visitado hoy miércoles la nueva unidad de cuidados paliativos que atiende a pacientes de la provincia de Granada que se encuentran en la fase final de la vida. Estas instalaciones hospitalarias se ubican en el centro Doctor Olóriz, antiguo Clínico.

Con este nuevo espacio se da respuesta al Plan Andaluz de Cuidados Paliativos y, en concreto, al plan de gestión establecido por la Junta de Andalucía para el período 2020-2022, que contempla la necesidad de ofrecer una atención integral que dé una respuesta adecuada a las necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales, que presentan las personas que se encuentran en una situación terminal, así como a sus familiares. “Se trata de procurar el máximo grado de bienestar y calidad de vida posible, desde el respeto a la dignidad y voluntad personal en el que es su último periodo vital”, ha incidido Aguirre.

En este sentido, el titular de Salud y Familias ha destacado que “desde la Consejería, apostamos por el trabajo en equipo para impulsar la coordinación en todas las áreas de salud, con el objetivo de aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida del paciente y su familia”.

La nueva unidad de Cuidados Paliativos cumple con los requisitos y demandas de estos pacientes, acompañantes y profesionales, al mismo tiempo que se modernizan equipamientos y se gana en confortabilidad e intimidad, ya que todas las habitaciones son de uso individual. Este servicio asistencial comenzó a funcionar a principios de marzo con siete camas, número que gradualmente, en función de las necesidades asistenciales, se podrá ampliar hasta 14.

Estos pacientes son atendidos por un amplio equipo, altamente formado. El mismo está compuesto por tres facultativos, 14 profesionales de enfermería, 14 técnicos de cuidados auxiliares, cuatro celadores, dos psicólogos, una trabajadora social y un auxiliar administrativo.

La Junta de Andalucía ha invertido 108.000 euros en esta unidad en la que se atienden a unos 500 pacientes al año.