Tiempo de lectura: 2 minutos

La Guardia Civil, en el marco de la operación Green Cheese, ha desarticulado dos centros de producción de droga

Imagen de archivo de la Guardia Civil.

D. G. / Granada

La Guardia Civil, en el marco de la operación Green Cheese, ha desarticulado dos centros de producción de marihuana en sendas naves industriales del polígono Juncaril, en el término municipal de Peligros.

En la primera nave la Guardia Civil se ha incautado de 1.312 plantas de cannabis sativa distintos estados de floración, lo que indica que el narcotraficante detenido quería asegurarse una producción continua de marihuana a lo largo de todo el año; mientras que en la segunda nave han intervenido 354 plantas.

En la operación la Guardia Civil ha detenido a los propietarios de la plantación y arrendatarios de las naves: un individuo de cuarenta y un años de edad con antecedentes policiales previos, en la primera nave, y un individuo de cuarenta y nueve años de edad, sin antecedentes policiales, en la segunda, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y un delito leve de defraudación de electricidad. Los detenidos después de prestar declaración fueron puestos en libertad.

Durante la fase de investigación la Guardia Civil de Maracena averiguó que en ambas naves se estaba cultivando cannabis sativa de manera intensiva. La información quedó corroborada después, entre otras pesquisas, cuando los investigadores comprobaron que en ambas había un consumo inusualmente alto de electricidad en su interior.

Los agentes de la Guardia Civil de Maracena y varias patrullas de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Armilla se desplegaron en torno a las naves, procedieron a registrarlas y en la primera encontraron dentro tres habitaciones realizadas con mamparas de escayola y en cada una de ellas maceteros con plantas de cannabis en distintos estados de floración, así como todo lo necesario para poder cultivar estas plantas de manera clandestina en interiores, como potentes focos alógenos, aparatos de aire acondicionado o filtros de carbono.

En la segunda nave encontraron un único habitáculo en el que los agentes intervinieron 354 plantas de cannabis sativa que ya estaban en proceso de secado. Los técnicos de Endesa que acudieron a apoyar a los agentes de la Guardia Civil certificaron sendas acometidas irregulares a la red eléctrica en el interior de las dos naves.

Estas dos actuaciones se incardinan en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo ilegal de marihuana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.