Tiempo de lectura: 2 minutos

La ministra de asuntos económicos admite que “vienen curvas”

D. G. / Granada | 2 de agosto de 2022

Hace menos de un mes la vicepresidenta primera Nadia Calviño descartó que España se enfrentara a una recesión y recordó que todos los organismos prevén una progresión del PIB español por encima del 4% en este 2022. Apenas unos días después ha cambiado de opinión y ya no se muestra tan taxativa. La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos ha adelantado que en septiembre el Gobierno tomará “medidas adicionales” para profundizar en el ahorro y la eficiencia energética en línea con el resto de países europeos.

“Claro que hay que ir más allá, ya lo hemos anunciado”, ha asegurado la vicepresidenta en una entrevista en una entrevista en la Cadena SER en la que asegura aunque las medidas aprobadas el lunes en el Consejo de Ministros son “adecuadas” habrá otras para conseguir mayor autonomía energética y servir de “reservorio” para el resto de Europa.

Calviño ha apuntado que “hay prepararse para lo peor, pero esperando por supuesto que no suceda”, en relación con un posible riesgo de recesión, que en principio descarta, si bien avisa de que España vive un momento de “elevadísima incertidumbre” y “todo depende de lo que ocurra con la guerra y los suministros” de energía y alimentos.

“Vienen curvas, y lo que hay que hacer es no perder la vista de la carretera y mantener firme el volante”, ha resumido la vicepresidenta.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy el real-decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética aprobado ayer por el Gobierno que recoge la obligatoriedad en edificios públicos, espacios comerciales y grandes almacenes, infraestructuras de transporte (aeropuertos y estaciones de tren y autobús), espacios culturales y hoteles de limitar a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.