Tiempo de lectura: 2 minutos

Visita del ministro de Unidas Podemos a la capital en plena precampaña de las elecciones andaluzas

Visita del ministro Garzón.

D. G. / Granada | 27 de mayo de 2022

Los cortes de luz en la zona de Norte de Granada son una lacra que azota a los vecinos desde hace más de una década y las instituciones implicadas se pasan una a otra la pelota, con multitud de reuniones y fotografías que no han servido para acabar con una situación que afecta a miles de vecinos. Y en plena precampaña de las elecciones andaluzas y tras tres años al frente del Ministerio de Consumo, el ministro Alberto Garzón ha visitado Granada y ha avanzado que su departamento trabajará para agilizar, en coordinación con otros departamentos, los trámites para que a las personas vulnerables se les reconozca el suministro eléctrico como un servicio esencial para garantizar sus derechos y evitar situaciones como los cortes de luz.

Según ha explicado Garzón tras un encuentro en Granada con representantes de las organizaciones sociales y vecinales que componen la denominada Mesa ciudadana del Distrito Norte de Granada por la luz, el “compromiso” del Gobierno es “proteger a las familias vulnerables ante un problema gravísimo que tiene responsables, pero también soluciones”.

“Vamos a iniciar conversaciones con los actores implicados, es decir, Endesa, la CNMC y otras administraciones para poner en marcha toda la actividad legislativa que podemos llevar a cabo desde el Ministerio de Consumo y contribuir así a dar una solución a estos vecinos”, ha subrayado el ministro.

Para Garzón, los cortes de luz continuados que sufren poblaciones como las del Distrito Norte de Granada son “especialmente perjudiciales” tanto para las personas vulnerables como para aquellas cuya salud depende directamente de dispositivos como ventiladores mecánicos o máquinas de diálisis.

Ante ello, el ministro de Consumo ha asegurado que el Gobierno va a trabajar para que las administraciones públicas tengan “una intervención más notable de la que han tenido hasta ahora” y, sobre todo, para que las empresas eléctricas asuman la “responsabilidad principal” que tienen en esta problemática.

“La interrupción de forma sistemática de la luz vulnera derechos sociales y tiene consecuencias negativas en el ámbito educativo o de la salud, poniendo en riesgo la vida de las personas que dependen de aparatos eléctricos. La responsabilidad técnica está claro que reside en Endesa, que lo podría resolver técnicamente en el momento en que quisiera”, ha recalcado Garzón.

Por último, el ministro de Consumo ha insistido en que el Gobierno utilizará tanto la vía del diálogo como la legislativa para contribuir a solucionar los cortes de luz en aquellas zonas donde no existe un suministro eléctrico permanente. “Nos comprometemos a proteger a las personas más vulnerables porque existe una norma desde el año pasado, la que recoge la figura de la persona consumidora vulnerable, que nos lo permite y hay que aprovecharla y exprimirla al máximo”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.