Advertisement

El Diario de Granada

Todas las noticias de hoy en Diario de Granada

El tiempo - Tutiempo.net

El tiempo en Granada hoy

Buscar

Sebastián Pérez pide que Luis Rosales o Benítez Carrasco tengan una biblioteca

Tiempo de lectura: 2 minutos

Petición del concejal no adscrito tras dedicar la biblioteca de Las Palomas a Almudena Grandes

Luis Rosales.

M. Zugasti / Granada | 15 de marzo de 2022

Calla. Tienes que oírla. Es la voz de los muertos / polvo en el aire, polvo donde se aventa España; / abre a la luz los ojos que nunca amanecieron, / y las islas recuerdan que las unió la espuma, y los mortales oyen:/ Ya la tierra no existe, / la tierra que reposa, como un niño, en las aguas, / la tierra expedientada que mantiene en el aire/ la duración del ser frente a la muerte clara“. Es el poema La voz de los muertos, del poeta granadino Luis Rosales, publicado en 1937 como una elegía los muertos de ambos bandos de la Guerra Civil. Rosales (Granada, 31 de mayo de 1910-Madrid, 24 de octubre de 1992) fue Premio Nacional de Poesía, Premio Cervantes y casi un desconocido en su tierra natal. A excepción de una exposición en la Biblioteca de Andalucía, Sin saberlo, casi sin decirlo, que se inauguró en 2010, no ha recibido mayores honores en su tierra, salvo en contadas ocasiones, como ponerle su nombre a un colegio. Y en este sentido se orienta la propuesta del concejal no adscrito Sebastián Pérez, que ha propuesto que el Ayuntamiento de Granada ponga el nombre de Rosales a una biblioteca de Granada, una propuesta que ha hecho extensiva a Mari Luz Escribano y Manuel Benítez Carrasco, del que este año se cumple el centenario de su nacimiento sin ninguna iniciativa a la vista.

Tras el cambio de nombre de la biblioteca de Las Palomas por el de Almudena Grandes, Sebastián Pérez pide que se reconozca también a otros escritores ilustres de Granada.

Entre ellos Luis Rosales, uno de los grandes poetas del siglo XX, falangista y marcado de por vida por la detención en su casa de su amigo Federico García Lorca. Así explica la web universolorca este proceso; “Los esfuerzos personales el mismo día de la detención de Luis y su hermano José Rosales por liberar a Lorca son infructuosos.  Luis, que estaba en una misión en Motril, regresa por la tarde y se encamina al Gobierno Civil donde estaba detenido el poeta. Allí tiene una trifulca con Ruiz Alonso y redacta un escrito que le costó un proceso interno y le hace temer por su vida. Su hermano José, conocido como Pepiniqui, también se enfrenta al gobernador civil José Valdés. Cuando regresa un día después al Gobierno Civil el poeta ya ha sido trasladado a Víznar. Lo ocurrido aquellos días marcaron para siempre la existencia de la familia Rosales y, en concreto, la de Luis que a lo largo de su vida hizo numerosas declaraciones exculpatorias. El poeta y ensayista Félix Grande publicó en 1987 La calumnia. De cómo a Luis Rosales, por defender a Federico García Lorca, lo persiguieron hasta la muerte“.

Manuel Benítez Carrasco

Compartir es ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *