El Diario de Granada

La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer

Tiempo de lectura: 4 minutos

En los hospitales andaluces en los que se atiende a menores con cáncer, todos los días son el día del cáncer infantil.

La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer, La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer

D. G. / Granada | 3 de octubre de 2022

No solo un día, ni un mes, sino todos los días del año. En los hospitales andaluces en los que se atiende a menores con cáncer, todos los días son el día del cáncer infantil. Este es el caso del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, cuyo servicio de Pediatría cuenta con una unidad de hospitalización de Oncohematología, en la que una excelente plantilla de profesionales sanitarios trata y cuida a niños a los que se les diagnostican distintos tipos de tumores propios de la infancia.

En este espacio, ubicado en la última planta del Hospital Materno Infantil, la séptima, donde la luz entra sin pedir permiso, se aplican tratamientos a menores de toda la provincia y de limítrofes, los más avanzados, los más adecuados para cada pequeño paciente, pero también mucho afecto, calor y cercanía, y siempre con una apuesta por la normalidad, por hacer que el día a día, sea lo más parecido posible al que tendría en su casa, con sus familias y con sus amistades.

La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer, La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer

De ello se encarga un equipo de oncólogas, enfermeras, técnicas de cuidado auxiliares de enfermería, celadoras y un profesor que imparte clases escolares en un aula anexa a la unidad asistencial. Esta labor se enriquece con la implicación de las familias, asociaciones y distintos colectivos sociales que dotan de actividades, juguetes y numerosos detalles para estos menores que suelen tener estancias largas en el hospital. En el Hospital Universitario Virgen de las Nieves, referente provincial para patologías oncológicas infantiles, se diagnostican unos treinta casos al año.

Además del área de hospitalización, con una media de seis ingresos, también dispone de un hospital de día para tratamientos ambulatorios, por el que pasa al día una media de ocho menores y de consultas externas a las que acuden unos veinte niños a la semana. En España, cada año se diagnostican 1.400 casos nuevos de cáncer infantil.

El más frecuente es la leucemia, seguido de los del sistema nervioso central y de los linfomas. La sensibilización en torno a estas enfermedades es una línea de trabajo más. La Federación Española de Madres y Padres de Niños con Cáncer marca septiembre en el calendario para llevar a cabo acciones de concienciación por el ‘Mes de Sensibilización del Cáncer Infantil’. Una iniciativa mundial para visibilizar la enfermedad y acercar la realidad de estos menores y sus familias a toda la sociedad.

La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer, La séptima planta del hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde se combina afecto y terapia a los niños con cáncer

Este año, con la campaña ‘Menos Típicos’, se ha pretendido acabar con los estereotipos que existen alrededor de estas patologías oncológicas. En este hospital granadino, la sensibilización es práctica habitual día a día con la humanización de la asistencia y los cuidados. La supervisora de Enfermería, Remedios Lázaro, distinguida recientemente con el premio ‘Profesional Optimista’, trabaja en esta unidad desde hace tiempo y apunta que el servicio de Pediatría “cuenta con un plan de humanización muy avanzado que se resume en traer al hospital lo que sucede fuera para que el menor viva con la mayor normalidad posible la estancia hospitalaria”.

Y así, como ejemplo, cita: “Si es la fiesta del Corpus, se adorna la planta con motivos feriales, si es Navidad, se entregan regalos, y así con otras fechas señaladas como la fiesta de la primavera, de la Cruz o Halloween”.

Convivencia con el Covid-19

La irrupción del Covid19 hizo estragos en la cotidianidad de los hospitales, lo cambió todo, también la entrada al hospital de las iniciativas lúdicas externas. El voluntariado no pudo acceder al centro por motivos de seguridad para evitar contagios, pero la imaginación de este colectivo y el tesón y dedicación de las sanitarias hizo posible que la alegría se paseara por esta luminosa planta hospitalaria.

El coronavirus no iba a impedir que estos pequeños tuvieran momentos de diversión. Si antes de la pandemia los superhéroes sorprendían a los peques en sus habitaciones, ahora se lanzan por las fachadas para que los homenajeados se asomen a las ventanas y disfruten del espectáculo. Poco a poco, con la menor prevalencia de Covid19, vuelven algunas actividades como es el caso de la terapia canina.

El perrito Pecas, junto a su monitor Nicolás Montes, ofrece sesiones de rehabilitación a pacientes pediátricos oncológicos. Se trata de un proyecto de humanización, en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer y la empresa de adiestramiento Hachiko, para trabajar la parte más emocional y reducir la ansiedad que generan los procesos hospitalarios en los más vulnerables.

La visita del ‘peludete’ se lleva a cabo con un estricto protocolo de seguridad e higiene, validado por el servicio de Medicina Preventiva del hospital granadino. Pecas se convierte en terapeuta con sesiones interactivas con los peques en las que se tratan los aspectos emocionales, físicos y sociales para motivarlos en su proceso de recuperación. Durante 45 minutos, cada martes se proponen ejercicios lúdicos para la rehabilitación de pacientes en procesos oncológicos, previa indicación de los fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales del hospital.

En la planta de Oncopediatría también hay tiempo para los caprichos y, como cualquiera, estos pequeños pacientes se deleitan con algo tan rico como un helado. En el congelador de la sala de estar del equipo de enfermería siempre hay un hueco para estos manjares elaborados en una de las heladerías con más solera de Granada.

Compartir es ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos anteriores