Tiempo de lectura: 2 minutos

En la actualidad es el único elemento arquitectónico de estas características existente en la ciudad.

Cuenca, con Granados y Rocío Díaz.

D. G. / Granada | 4 de febrero

El Ayuntamiento de Granada inicia la recuperación del único lavadero público histórico de la ciudad, ubicado en la plaza del Sol, en el barrio de EL Realejo, con una intervención integral en la que se prevé, incluso, el desmontaje de todo el conjunto arquitectónico para paliar los daños estructurales que afectan a su cimentación y garantizar así su conservación para uso como “espacio de encuentro de la ciudad donde admirar y disfrutar su belleza y su riqueza arquitectónica”, según ha informado hoy el alcalde de Granada, Francisco Cuenca.

La intervención, tal y como ha explicado el máximo responsable municipal durante la presentación del proyecto, en la que ha estado acompañado por los concejales de Cultura y Patrimonio, María de Leyva, y de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid, así como por el delegado de la Consejería de Cultura y Patrimonio, Antonio Granados, la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Rocío Díaz, y el presidente de la asociación de vecinos de El Realejo, Alejandro Corral, se enmarca dentro de la línea de colaboración y cooperación que el Ayuntamiento de Granada mantiene con la Junta de Andalucía y el Patronato de la Alhambra a través del denominado Plan Alhambra.

El lavadero público del Sol, que data del siglo XVI y XVII, se abastecía del agua procedente de la Acequia Real y en la actualidad es el único elemento arquitectónico de estas características existente en la ciudad.

Con un plazo de ejecución de cinco meses, los trabajos, que cuentan una inversión de 122.172 euros, comenzarán el próximo lunes y van a consistir, además de en una prospección arqueológica, en el desmontaje y restauración de cada una de las piezas, la recuperación de la estructura de madera de la cubierta, el arreglo y conservación del pavimento y la mejora del sistema de hidráulico del lavadero.

Ubicado, en palabras del alcalde, en “pleno corazón de la ciudad”, la recuperación del lavadero del Sol refleja la apuesta “decidida y nítida” del gobierno municipal por velar por la conservación de “nuestro patrimonio”, del que ha destacado que, “sin lugar a dudas, es nuestro mayor y mejor motor económico y un incuestionable elemento de cohesión social de la ciudad”, por lo que ha mostrado su compromiso por seguir trabajando de la mano con otras instituciones para preservar, “como es en este caso, el que estoy convencido es uno de los más bellos lavaderos públicos que aún existen en España”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.