El Diario de Granada

La exdirectora de la Alhambra de Granada habla de “persecución” en el inicio del juicio del caso de las audioguías

Tiempo de lectura: 3 minutos

 Villafranca se enfrenta a cinco años de prisión por delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos

D. G. / 9 de enero de 2023

La que fuera directora de la Alhambra, María del Mar Villafranca, ha defendido este lunes en declaraciones a los periodistas su gestión y ha vinculado con una “persecución” la causa que le llevará a sentarse en el banquillo de los acusados en la Audiencia de Granada junto a otras tres personas más en el llamado caso audioguías, en el que se han investigado supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de audioguías en el monumento nazarí.

Antes del inicio del juicio la acusación popular ejercida por el PP, que había pedido cárcel tanto para Villafranca, como para la exsecretaria general de la Alhambra, Victoria Eugenia Chamorro; y el administrador único de la empresa a la que se adjudicó el servicio de audioguías, ha formalizado su retirada del procedimiento, en tanto que en la causa ya acusan, entre otros, la Fiscalía y la Junta de Andalucía como parte perjudicada.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la Real Chancillería de Granada, Villafranca, que se enfrenta a cinco años de prisión por delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, se ha congratulado de que “después de siete años y medio” desde que arrancara este caso, por el que dimitió en 2015, pueda “contar” lo que a su juicio tanto ella como el resto de los acusados “hicieron bien” en este expediente.

“Vengo convencida de que todo se va a aclarar”, ha sostenido la exdirectora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, quien ha recalcado que “todas las actuaciones se hicieron conforme a la legalidad” y con “todos los soportes legales y las garantías”, incluidas las del Interventor.

“Esperamos que en estas sesiones -del juicio- se llegue a esa luz que todos queremos y que termine ya esta pesadilla”, ha indicado Villafranca, quien ha vinculado este caso con una persecución hacia su persona afirmando que han existido “documentos que se han hecho para buscar un respaldo para mantener unas acusaciones que no son reales”, pues había documentación “suficiente para haberlo archivado”.

Ha incidido así en que la causa arrancó con una investigación a la empresa de la audioguías. “Qué casualidad que de todos los contratos de la empresa, el único que se investigó fue el de la Alhambra”, ha agregado, reconocimiento que se ha sentido “perseguida” en este asunto y aludiendo a un posible trasfondo político.

El juicio

Este juicio se prolongará durante tres semanas prácticamente en sesiones de lunes a jueves hasta el 25 de enero. Además de Villafranca, se sentarán en el banquillo de los acusados la ex secretaria general de la Alhambra, Victoria Eugenia Chamorro; el administrador único de la empresa a la que se adjudicó el servicio de audioguías y el exjefe de la Sección Económica y Contabilidad de Ingresos en el monumento, José M. V. Han sido procesados por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales, entre otros.

La Fiscalía de Granada ha solicitado cinco años de prisión para Villafranca y la exsecretaria general del monumento. Para el empresario al que se adjudicó el servicio de audioguías pide diez años de cárcel y multa de un millón de euros y para la empresa o persona jurídica Stendhall Museum Solutions, multa de 21.900 euros y su disolución.

El fiscal también solicita que los acusados indemnicen de manera conjunta y solidaria al monumento en 1.255.816 euros por los perjuicios económicos causados al Patronato de la Alhambra y Generalife. Esta cifra se elevaría en 258.169 euros más por los intereses devengados y no satisfechos hasta noviembre de 2018.

Compartir es ❤️

Artículos anteriores