Tiempo de lectura: 9 minutos

Balance del debate entre candidatos celebrado en RTVE

Foto de los candidatos.

D. G. / Granada | 6 de junio de 2022

Juanma Moreno ha salido indemne del debate entre candidatos a la Junta de Andalucía en el debate de la RTVE. Y es la máximo a lo que puede aspirar quien llega al encuentro como presidente en funciones, teniendo que defender su gestión. Moreno, como no podía ser de otra manera, ha sido el centro de todas las andanadas, a las que ha respondido con datos y con serenidad, apelando al final de su intervención al centrismo. Juan Marín, el líder de Cs, ha sido más que un fiel escudero y ha estado brillante, defendiendo el gobierno PP-Cs de forma certera, aunque de alguna manera pueda ser una autoinmolación electoral.

Macarena Olona ha sido Macarena Olona, ha puesto la pimienta al debate y junto a Moreno ha sido la protagonista por sus intervenciones y por los dardos de los demás candidatos. La candidata por Granada ha defendido al dedillo el ideario de Vox, y de eso se trataba. En la izquierda, Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía ha opacado a la candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, que ha tenido un discurso desvaído en un momento en el que la formación necesita un fuerte empuje para vencer a las encuestas. Rodríguez ha sabido capitalizar dentro de la izquierda el enfrentamiento anunciado con Macarena Olona, aunque ha recurrido al único insulto de la noche, diciendo que Vox es el “brazo armado del terrorismo machista”. Es lo que querían escuchar sus votantes y es lo que ha dicho, como cuando un cantante tiene que cantar sus éxitos sí o sí porque se lo exige su público. Olona no ha tenido tiempo para responder, pero antes ya había lanzado un mensaje que ha calado a sus votantes: “No viola el hombre, viola el violador”. Y Juan Espadas, el candidato del PSOE, no habrá perdido votos con su intervención, pero tampoco habrá conseguido que miles de indecisos hayan visto la luz para votar socialismo.

Por lo demás todo previsible, datos en blanco o en negro según el candidato, pero ha sido Marín el que los ha utilizado de forma más convincente y nítida al contraponer los sanitarios y profesores que había en Andalucía en 2018 y los que hay ahora. Lo malo es que los debates sólo sirven para perder votos, no para ganarlos…

Así fue el debate

El candidato del PP a la reelección como presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha insistido en su intención de gobernar en solitario a partir de una mayoría “suficiente y serena” y ha advertido de que la alternativa es un modelo “Frankenstein” de ocho partidos de la izquierda en el que estaría el PSOE. El candidato socialista a la Junta, Juan Espadas, le ha demandado que aclare si pactará o no con Vox si se diera esa posibilidad tras las elecciones del 19 de junio. Se pronunciaron de esta manera durante su intervención en el bloque ‘El reto territorlia, financiación autonómica, regeneración democrática y pactos postelectorales’.

“Lo digo abiertamente, yo quiero gobernar solo, tener las manos libres”, ha sentenciado Moreno, quien ha indicado que está trabajando por construir una mayoría “suficiente y serena”. Ha advertido de que la alternativa que hay enfrente es la suma de 8 partidos de izquierda, un “modelo Frankenstein”, tipo el “modelo Sánchez”, que buscaría la “contrarreforma” de todo lo que ha hecho el actual Ejecutivo andaluz del PP.

“La única opción viable y posible es la que representamos desde la sensatez, el equilibrio y la inclusión, la Andalucía serena”, según ha dicho Moreno, quien ha reprochado a Espadas que no tenga “carácter para enfrentarse a su jefe de filas”, Pedro Sánchez, y que se mantenga “callado” antes sus pactos con Bildu y ERC.

“¿Qué le parecen el pacto y los acuerdos con Bildu y ERC?; ¿no le parece que es intragable?”, ha preguntado Moreno a Espadas, reprochándole que se mantenga “callado” ante esos acuerdos del Gobierno de Pedro Sánchez.

Por su parte, Espadas ha hecho dos preguntas directas a Moreno: Si pactará o no con la “extrema derecha” de Vox si se diera esa posibilidad tras los comicios y si estaría dispuesto a dejar que el PSOE gobernara si es la lista más votada.

Espadas también ha señalado que él aspira a gobernar en solitario y tras la referencia de Moreno a un “modelo Frankenstein”, le ha advertido de que él caería en un modelo de “el exorcista” pactando con Vox.

Para el candidato socialista, los ciudadanos deben elegir si quieren “derechos o derechas”. “Esta es la realidad de las elecciones”, según ha apuntado, señalando que el único partido que puede “frenar a ultraderecha es el PSOE”, que es “voto más útil”. Ha trasladado a los andaluces que el PSOE no se va a “abstener” para que Moreno pudiera seguir al frente del Gobierno.

Por su parte, Moreno no ha respondido a las preguntas directas que le ha formulado Espadas y se ha centrado en acusar al candidato socialista de no estar defendiendo los intereses de los andaluces ante el Gobierno de Pedro Sánchez en materias como la financiación autonómica. “Yo sí he defendido siempre los intereses de Andalucía por encima de los de mi partido”, ha expresado el candidato del PP.

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, ha sido tajante al afirmar que su política de pacto pasa por “reeditar” el actual gobierno el PP y Cs porque a Andalucía le ha ido “muy bien”. “O lo reeditamos o lo que va a haber es lío, bronca y follón”, ha dicho.

Cs no apoyará un gobierno con Vox

Ha querido dejar claro que Cs no va a apoyar ni entraría en ningún “gobierno con Vox” porque esta formación quiere “utilizar a Andalucía como trampolín” para la Moncloa. Ha dicho, dirigiéndose a Espadas, que tampoco apoyaría un gobierno del PSOE que quiere dar marcha atrás en medidas como las rebajas fiscales o que no defiende ante el Gobierno de Pedro Sánchez un nuevo modelo de financiación autonómica.

En relación con posibles pactos, la candidata de Por Andalucía a la Presidencia de la Junta, Inmaculada Nieto, se ha mostrado convencida de que el PP pactaría con Vox en Andalucía como ha hecho en otros territorios y ha indicado que, por responsabilidad, las fuerzas de izquierda deben hacer el esfuerzo por ofrecer un gobierno “progresista y andalucista”. “Debemos sentarnos y que ese gobierno fructifique”, ha dicho.

La candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, que no ha hablado de pactos postelectorales, ha denunciado que la “gran traición” de Moreno a los andaluces es que se ha “limitado a gestionar el cortijo socialista”.

Se ha dirigido también a Espadas para preguntarle si va a aplicar en Andalucía las “mismas políticas” del Gobierno de Pedro Sánchez.

La candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, se ha centrado en plantear la necesidad de abordar el asunto de los cargos de libre disposición, y acabar con la dietas “sin justificar” en el Parlamento y con las ayudas a altos cargos del alquiler.

Violencia machista

Teresa Rodríguez y Macarena Olona mantuvieron un tenso enfrentamiento dialéctico en torno a la violencia machista, al respecto de la cual la aspirante de la coalición de Adelante ha definido a Vox como “brazo político del terrorismo machista”, mientras que Macarena Olona se ha comprometido a “derogar todas las leyes ideológicas y sectarias aprobadas en Madrid y Andalucía” si logra acceder al Gobierno de la Junta.

Este enfrentamiento entre Olona y Rodríguez se ha producido en el transcurso del segundo bloque del debate, centrado en educación, sanidad, servicios sociales e igualdad. Al hablar de la violencia de género, Rodríguez ha responsabilizado a Juanma Moreno de “estar alimentando a la bestia” usando el concepto de “violencia intrafamiliar” en boca de su consejero de Salud, Jesús Aguirre, que es un término que “oculta las causas de la violencia de género, que es una situación de discriminación histórica de las mujeres”, ha alertado.

Ha añadido que las mujeres “sufren especialmente la violencia machista porque hay una situación de patriarcado y machismo que son causas” de esa violencia, y ha subrayado que cuando se “ocultan las causas” se es “cómplice de la violencia machista, y Vox es el brazo político del terrorismo machista”.

“Son los que blanquean a los maltratadores, son el partido de los maltratadores”, ha sentenciado Rodríguez, a quien Olona ha replicado que, “como hija, como hermana, como madre, como política española, como candidata, afirmo que la violencia no tiene género”.

Además, ha reivindicado que Vox ha “levantado la bandera de la igualdad entre españoles” frente a “leyes que han criminalizado al 50% de la población española, los varones, y no vamos a arriarla, no nos van a enviar al rincón, a diferencia del PP”, ha advertido.

“Sus insultos, señora Rodríguez, son galones en mi pecho, porque vengo aquí con hambre de prosperidad y protección para los andaluces”, y “me pondré por delante para protegerles”, ha proclamado la candidata de Vox para comprometerse seguidamente a “derogar”, si obtiene la “confianza” de los andaluces, “todas las leyes ideológicas y sectarias que han aprobado en Madrid y Andalucía basándose en un feminismo que lidera Irene Montero y todos representan”, y que es “puro hembrismo, porque se basa en el odio patológico hacia el varón”, ha sostenido Olona.

La candidata de Vox ha instado a Rodríguez a no hablar “en el nombre de millones de mujeres andaluzas a quienes hoy represento”. “No hablen en nuestro nombre, porque entendemos al hombre como complementario y no como enemigo”, ha enfatizado, y se ha comprometido también a “cerrar todos los chiringuitos ideológicos que dejan desprotegidas a las verdaderas víctimas de la violencia intrafamiliar”, mientras que la representante de Adelante le ha replicado que “si no fuera por el movimiento feminista”, ella “no estaría aquí”, porque sin él “las mujeres no podíamos votar ni participar en elecciones”.

Inmigración ilegal

Previamente, la candidata de Vox ha abierto este bloque aseverando que “nunca una mujer o una persona homosexual ha caminado por las calles de Andalucía con tanta inseguridad como ahora”, algo que ha considerado “consecuencia directa de las políticas” de los partidos representados por los demás candidatos de “efecto llamada de la inmigración”. Al hilo, ha sentenciado que “sólo Vox dice que no todas las costumbres son respetables, y algunas es nuestro deber combatirlas”, y ha defendido que en España “se tienen que cumplir las leyes acordes a los valores occidentales”.

Teresa Rodríguez ha replicado a Olona que “ha andado poco por las calles de Andalucía”, y le ha afeado sus “prejuicios racistas” que eran los que “se usaban contra la inmigración andaluza en cualquier parte de Europa”, así como que a Vox “le estorban los inmigrantes cuando tienen derechos, posibilidad de una vida digna, pero no cuando se echan la agricultura de las exportaciones a la espalda”.

Tras estas manifestaciones, Juan Espadas ha respondido animando a Moreno a que aclarase “si sigue pensando que le encanta” el gobierno de PP y Vox conformado en Castilla y León bajo la presidencia del ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco, porque Olona “representa ese discurso xenófobo, racista, que ofende a los ciudadanos”. Por su parte, Juan Marín ha replicado a la candidata de Vox que “las competencias” para devolver a personas inmigrantes a su país de origen “no son de la comunidad autónoma”.

Sanidad

Otra de las grandes cuestiones sobre las que ha girado el debate en este bloque ha sido la de la situación de la sanidad pública, sobre la que tanto el candidato socialista como las representantes de Por Andalucía y Adelante Andalucía han lanzado reproches a Moreno por su gestión al frente de la Junta.

Así, Espadas ha citado casos concretos de personas que evidenciarían los “problemas de los andaluces con la sanidad pública”, como el de “una persona con problema de corazón” a quien “le dan cita para 16 meses”, y ha denunciado que Andalucía se sitúa “penúltima” entre las comunidades en “gasto sanitario por habitante y última en camas” de hospital.

Moreno se ha defendido asumiendo que “hay problemas en la sanidad y educación”, pero respondiendo que el Gobierno de PP y Cs recibió una “pésima herencia socialista”, y al respecto ha recordado las “multitudinarias manifestaciones por la sanidad pública, con 40.000 personas en la calle”, celebradas durante la anterior etapa socialista de Susana Díaz como presidenta de la Junta.

El candidato del PP ha defendido que su Gobierno ha realizado un “esfuerzo encomiable en materia de sanidad y educación”, porque “nunca se había invertido tanto en salud, educación y políticas sociales”. Además, ha destacado que la plantilla del Servicio Andaluz de Salud se ha incrementado en “30.000 profesionales” respecto al final de la etapa socialista.

Como réplica a las inversiones que ha reivindicado Moreno, el candidato socialista, Juan Espadas, le ha apostillado subrayando que eran gracias a las partidas transferidas por el Gobierno central durante el mandato.

El presidente del PP ha replicado al líder socialista que su “mantra” acerca de los problemas en los servicios públicos “ya no se lo creen” los ciudadanos, le ha pedido “rigor” y ha presumido de que su Gobierno ha hecho “en tres años y medio más que en la última década”, una afirmación tras la que Espadas le ha acusado de haber “perdido los papeles”.

Juan Marín, también ha defendido la gestión del Gobierno andaluz del que ha sido vicepresidente y se ha centrado en reivindicar especialmente los resultados de la gestión de las consejerías de Cs en la Junta, como la de Educación, de la que ha resaltado el “récord de inversión” realizado, destinando a esa materia “más del 5% del PIB” andaluz, o el acuerdo para la equiparación salarial de los docentes con la media nacional, y la de Igualdad, reduciendo las “listas de espera en dependencia al 50%”.

Frente a ello, la candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, ha señalado a Moreno que “sabe que no ha hecho las cosas bien” en sanidad, porque se han llevado a cabo “políticas fracasadas que han optado por hacer negocio con la salud, la protección social”, y le ha afeado el “despido de 8.000 sanitarios”.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.