Tiempo de lectura: 2 minutos

Nueva manifestación en la Plaza del Centro Cívico del Distrito Norte esta tarde a las 18:00 horas.

Imagen de archivo de una concentración contra los cortes de luz.

G. C. / Granada | 3 de febrero de 2022

“El Ayuntamiento de Granada se pone al frente de un plan de acción para acabar con los cortes de luz“. Es el gran titular que dieron los medios el pasado 30 de diciembre, cuando Francisco Cuenca apareció ante los medios antes de la reunión de la Mesa por los Cortes de Luz. Pero la situación sigue siendo exactamente la misma y nada ha cambiado tras la batería de medidas anunciadas Los vecinos siguen sin luz cada dos por tres y la situación es insostenible en los días más fríos del año. “Todo sigue igual, no va a cambiar nada si no se aborda el tema de raíz”, ha señalado a este periódico del Defensor del Ciudadano, Manuel Martín, horas antes de la nueva manifestación en la Plaza del Centro Cívico del Distrito Norte a las 18:00 horas. Los vecinos ya están hartos de estar hartos.

Martín, además, expone el caso que le acaba de llegar de una vecina al llegar a casa con su marido. El hombre había sufrido cuatro infartos y volvía a su hogar tras estar ingresado en el hospital. Con problemas respiratorios y la necesidad de oxígeno, se encontró sin luz y tuvo que subir andando los cuatro pisos. Y no tenía corriente para conectar el respirador. Precisamente el pasado mes de diciembre la Asociación Pro Derechos Humanos comunicó que un enfermo de cáncer tuvo que ser ingresado tras subir nueve pisos andando porque el ascensor de su edificio no tenía electricidad.

Granada, que de nuevo se llena de coletillas como ciudad de la ciencia o ciudad de la innovación, es hoy por hoy la ciudad de los cortes de luz, una situación que el mismo Manuel Martín ha tenido que llevar a la ONU. Y esta misma mañana, como previa a la manifestación, ha habido cortes de luz en Cartuja, La Paz, algunas zonas de Almanjáyar y Casería de Montijo. “Hay que abandonar los discursos de echarse unos a otros la pelota, es una emergencia humanitaria y se están violando hasta siete derechos recogidos en la Constitución”, ha denunciado el Defensor del Ciudadano, que advierte que, lo peor, es que “ya hay muchos vecinos que están perdiendo la esperanza”,

“Se han dado pasos desde el encierro porque Endesa decía que las instalaciones estaban bien y luego tuvo que poner cinco transformadores nuevos, por lo que la situación no sería tan idílica”, reflexiona Martin, que aunque apunta a las “buenas intenciones de las administraciones”, echa en falta que las palabras se conviertan en acciones. “No sería tan difícil que se instalasen generadores de emergencia de gran alcance para cuando se producen los apagones, por ejemplo, o poner a disposición de los vecinos un teléfono 958 para que se atiendan las reclamaciones de forma personalizada”, reclama.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.