Tiempo de lectura: 2 minutos

Esta mañana ha habido ya un paro de 6:00 a 9:00 horas

Los conductores de los autobuses de Alsa en Granada capital arrancan la huelga.

D. G. / Granada | 30 de mayo de 2022

Tras la huelga de los transportistas llegan ahora a Granada las movilizaciones de los conductores de los autobuses urbanos de Alsa, unas movilizaciones que han comenzado esta mañana con un paro de 6:00 a 9:00 horas, que ha sido seguido por la totalidad de la plantilla y que ha contado con un 30% de servicios mínimos. Las movilizaciones siguen así su calendario previsto y, de no mediar un acuerdo, habrá huelga el 15 y 17 de junio, en pleno Corpus.

Tras la compra de la empresa por ALSA, el comité de empresa está negociando el convenio colectivo para el año 2.022, por primera vez con la multinacional. “Venimos de un año 2020 lastrado por una pérdida económica para la plantilla, con un ERTE aplicado durante el Estado de Alarma, donde los trabajadores y trabajadoras realizaron un esfuerzo tanto en lo económico como en lo personal”, aseguran los representantes de la plantilla. Además, durante 2021 la pérdida de poder adquisitivo ha sido del 5.1%. Y para la negociación del presente año, la cláusula de revisión salarial a 31 de diciembre de 2.022 se ha convertido en el principal escollo de la negociación.

Desde el comité de empresa aseguran que “nos hemos visto obligados a romper las negociaciones, transcurridos seis meses desde que se denunció el convenio”. Y las Asambleas de trabajadores/as,  con una asistencia masiva, han decidido acudir a las movilizaciones como herramienta para mantener el poder adquisitivo de sus salarios. Movilizaciones que consistirán en: concentraciones los días, 20, 25, 27 de mayo y 8 de junio. Paros parciales de 6 horas a 9 horas los días, 30, 31 de mayo, 1 y 6 de junio. Así como paros de 24 horas los días 10, 15 y 17 de junio.

En busca del acuerdo

Por último, desde el comité de empresa insisten en que la prioridad es alcanzar un acuerdo y reclaman a la empresa concesionaria del servicio público del transporte urbano de Granada que “debe hacer un esfuerzo para que los trabajadores no nos quedemos atrás perdiendo poder adquisitivo con la aplicación del contrato suscrito con el Ayuntamiento de Granada”.

Por último, desde el comité de empresa piden comprensión a las personas usuarias del transporte urbano por los perjuicios y molestias que se puedan ocasionar. Y hacen un llamamiento a la opinión pública y al conjunto de trabajadores y trabajadoras de la ciudad de Granada “para que nos apoyen en nuestras justas reivindicaciones, las mismas a las que tiene derecho el conjunto de la sociedad: mantener el poder adquisitivo de los salarios”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.