Tiempo de lectura: 5 minutos

Los concejales del PP César Díaz y Luis González realizan un balance de los seis primeros meses de “Gobierno tránsfuga”

Los concejales populares César Díaz y Luis González.

M. Zugasti / Granada

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz y el coordinador, Luis González, han comparecido hoy para hacer balance de los seis primeros meses de Gobierno tránsfuga con motivo del cierre del 2021. Un año en que, “por desgracia se materializó la compra de Granada a manos del PSOE y los tránsfugas que, desde julio hasta hoy han demostrado que carecen de proyecto de ciudad y viven a remolque de los acontecimientos tapando su incapacidad con las rentas del PP”.

Así, tal y como ha lamentado César Díaz, en este periodo hemos asistido a la parálisis más absoluta, donde la falta de limpieza, de mantenimiento, el deterioro de la convivencia, las peleas, el botellón y los ruidos nocturnos son las principales características junto a la inacción de un equipo de Gobierno fragmentado y sin objetivos a corto y largo plazo. Una situación que se está viendo amortiguada por todo el trabajo hecho por el PP y los proyectos que la Junta de Andalucía está sacando adelante en la ciudad.

Tal y como ha destacado, tras los primeros meses, en los que “la inercia les permitió avanzar, la desaceleración política provocada por un alcalde desmotivado y un equipo dividido es ya una realidad. “Nos encontramos ante un gobierno fragmentado donde muchos se siguen sintiendo incómodos con sus compañeros de viaje así como con la cesión de puestos de confianza que el alcalde, Francisco Cuenca, ha tenido que hacer” ha dicho el edil quien asegura que la ciudad ha tenido que pagar un “precio muy alto” con esta batería de concesiones a lo que se suma el chiringuito del exalcalde cuya finalidad aun se desconoce. “Mientras tanto, los granadinos estamos soportando a un equipo de Gobierno que brilla por su batería de incumplimientos”.

Como ejemplo, Díaz ha mencionado toda una lista de promesas del alcalde como la “supuesta tourné con los ministros para buscar proyectos beneficiosos para Granada cuando la realidad es que nadie le ha recibido y quien ha venido aquí, lo ha hecho más por compromiso, que con compromisos”. En este sentido ha destacado la falta de apoyo por parte del Gobierno central a Granada con el silencio cómplice de Cuenca que se evidenció ayer de nuevo con la aprobación de unos PGE que pasan de Granada y que no incluyen ni una de las enmiendas del PP para, por ejemplo, instaurar unas conexiones dignas de AVE, invertir en el Corredor Mediterráneo o el tren Granada-Motril.

Por otra parte, ha recordado el Pacto por Granada, “guardado en el cajón desde septiembre” junto a otros proyectos como la Oficina de Atención a los Autónomos o los presupuestos participativos cuando la realidad es que, en seis meses, se ha cargado todos los canales de participación ciudadana”.

En ese sentido ha recordado también otra de las innumerables promesas incumplidas de un PSOE que, en pleno mes de junio, decía que Granada merecía una Oficina de Turismo con un horario acorde a la recuperación de los turistas. Seis meses después este espacio sigue cerrando en horario de tarde y durante los fines de semana.

Respecto a Derechos Sociales, Díaz ha mostrado su desconcierto ante un área “completamente desmantelada” marcada por la precariedad de sus profesionales a pesar de las promesas continuas de un PSOE que tenía la receta mágica para reforzar la plantilla. “El alcalde ha pasado de prometer la apertura del Centro de Alta Tolerancia durante todo el año en horario nocturno y a exigir la creación de un albergue municipal a perder el servicio de unidad móvil tras quedar desierto el concurso” ha dicho el portavoz quien recuerda que más de 200 personas duermen cada día a la intemperie en Granada.

Para finalizar, ha mostrado sus dudas ante el proyecto de Capitalidad Cultural Europea, cuya comisión lleva más de veinte meses sin reunirse. “Si algo se ha demostrado en estos seis meses es que Cuenca ejerce mejor en la oposición que en el Gobierno. Cuando era oposición a nuestro gobierno fue un magnífico encantador de serpientes, agitador de la sociedad granadina con cantos de sirena, prometiendo planes, proyectos, iniciativas. Ahora, desea continuar con ese perfil y en lugar de trabajar por Granada se dedica a hacerle la oposición a la Junta mientras calla ante la larga lista de agravios del Gobierno central”.

Un gobierno “marcado por la publicidad”

Por su parte, Luis González ha asegurado que nos encontramos ante un Gobierno marcado por la publicidad y la propaganda vacía de contenido: “Es el Gobierno de las fotos, de la inauguración de zanjas y de proyectos que estaban ya iniciados; es el Gobierno del seguidismo al Gobierno central y de la confrontación con la Junta de Andalucía en un momento en que necesitamos trabajar desde la lealtad y el apoyo institucional” ha dicho el coordinador.

Tras recordar que durante su etapa en la oposición el PSOE no dejó de hablar de parálisis, González ha remarcado que eso es precisamente lo que está definiendo al Gobierno de Francisco Cuenca y que se evidencia con la falta de proyectos e iniciativas o del bloqueo de otros previstos algunos de ellos clave como es el contrato de limpieza, bloqueado por la inacapacidad socialista o el contrato de transporte, del que “no sabemos absolutamente nada”.

“Por el momento solo tienen el mérito de intentar colgarse la medalla del trabajo de otras instituciones y colectivos y vender una y otra vez la misma noticia” ha dicho el edil quien asegura que “antes el PSOE hablaba de parálisis y ahora inaugura hasta cuatro veces las mismas obras que estaban en marcha desde el gobierno anterior”.

Por otra parte, ha mostrado su preocupación ante el bloqueo del área económica: “Estamos a finales de 2021 y no tenemos ni idea de qué va a pasar con los presupuestos de 2022. Solo tenemos claras las Ordenanzas Fiscales que, después de que el PSOE prometiera una lluvia de millones a las empresas se han mantenido tal cual estaban en 2020 a pesar de que la situación económica permitía hacer más para ayudar a un sector vital.

Por último, el edil ha remarcado que frente a esta situación, desde el Grupo Municipal Popular “vamos a continuar haciendo una oposición responsable y vigilante escuchando a los vecinos de los barrios que son los que trasladan la realidad de la ciudad”. “Esto si que es un verdadero pacto por Granada” ha dicho el edil quien considera imprescindible para el presente y el futuro de la ciudad “desarrollar nuevos proyectos culturales, infraestructuras, iniciativas económicas que ayuden a la recuperación para seguir con la senda de crecimiento y mejora que se había emprendido en los últimos años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.