El Diario de Granada

Granada impulsa un plan para eliminar los bolardos de las calles, que suponen un “serio obstáculo para los peatones”

Tiempo de lectura: 2 minutos

D. G. / Granada | 3 de noviembre de 2022

El Ayuntamiento de Granada impulsa un plan para la eliminación de bolardos de la ciudad con una intervención del área de Mantenimiento que permitirá retirar a lo largo de este año un total de 200 de estos elementos “que son un serio obstáculo para los peatones”.

Se trata de una intervención que, con una inversión de 9.000 euros, pretende ser “un paso más para mejorar la accesibilidad”, a la vez que se da cumplimiento a la normativa nacional, autonómica y local en materia de eliminación de barreras arquitectónicas.

El portavoz del equipo de Gobierno y concejal de Mantenimiento y Medio Ambiente, Jacobo Calvo, ha recordado, durante la presentación del nuevo plan que el gobierno municipal se comprometió en el pasado mandato a retirar de la vía este tipo de elementos que dificultan la movilidad en la ciudad, y que ahora se continúa con un nuevo plan por el que ya han sido retirados 120 bolardos en distintos puntos.

Según ha informado, la actuación, llevada a cabo por la empresa adjudicataria del contrato de mantenimiento ACS, se va a extender por toda la ciudad, donde se ha procedido a retirar 27 bolardos de la calle Azacallas; 26, en Duende; 25, en calle Javier Tortosa; ocho, en Baden Powell, y cuatro en la avenida Emperador Carlos V; mientras que contempla también quitar dos tanto en las calles Alhamar, Estepona y Cuesta Escoriaza como en la plaza de la Trinidad y en la avenida Fernando de los Ríos.

Las calles San Isidro, San Juan de Dios, San Jerónimo y la calle Piedra Santa, donde se están eliminando quince de los bolardos existentes en esta vía, completan las calles que se van a ver beneficiadas por esta nueva fase del plan anti bolardos. “Cuando hablamos de peatonalizar y de mejorar la calidad del aire también hablamos de favorecer que sea más agradable y fácil el paseo por la ciudad”, ha dicho.

Calvo ha indicado que los bolardos a retirar son “aquellos que incumplen la altura de 90 centímetros recogida por la normativa y que al ser más bajos provocan accidentes y aquellos que son innecesarios por encontrarse en calles peatonales, donde está restringido el paso de vehículos”, ha dicho, para a continuación subrayar que la intervención va a continuar hasta final de año con la retirada de 80 más.

Compartir es ❤️

Artículos anteriores