Tiempo de lectura: 2 minutos

El PSOE pide a la alcaldesa de Compromiso por Andalucía la retirada de este título

Fachada del Ayuntamiento de Caniles.

M. Zugasti / Granada

Francisco Franco está de actualidad informativa en las últimas semanas. Tras el despiste de Pablo Casado entrando en la misa por el dictador el pasado 20-N en la iglesia del Sagrario, ahora el historiador local, Juan Antonio Díaz, ha descubierto que Franco sigue siendo hijo adoptivo de Caniles, tal y como recogen las actas municipales del 1 de abril de 1964.

El PSOE de Caniles ha pedido la retirada al dictador Francisco Franco del título de hijo adoptivo de esta localidad en la comarca de Baza, en Granada y que ha considerado un reconocimiento “antidemocrático, contrario a los valores promulgados por la Ley de Memoria Histórica y que mancha el nombre” del municipio y su Ayuntamiento.

Con el propósito de que el Consistorio canilero proceda a la supresión de dicha distinción, el Grupo Municipal Socialista ha informado de que ha solicitado la convocatoria de un Pleno extraordinario para debatir y someter a votación esta cuestión.

Una vez que ha trascendido este asunto del que no existía conocimiento, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Caniles, Miguel Román, ha calificado de “vergonzoso” que la alcaldesa, Pilar Vázquez (Compromiso por Andalucía), y su equipo de gobierno “no haya movido un solo papel para retirar este honor a una persona que utilizó la violencia y la represión para imponer sus convicciones políticas a través de un régimen totalitario”.

“Este nombramiento de 1964 va en contra de los valores democráticos y representa una mancha para el nombre de Caniles y su ciudadanía”, ha subrayado el socialista, que ha recordado que entre los años 1995 y 1999 fue el PSOE el que empezó a trabajar en el municipio en el ámbito de la memoria histórica eliminando del callejero nombres de generales y personajes relevantes de la dictadura franquista.

Tras incidir en que en los diferentes mandatos en los que el PSOE ha formado parte del equipo de gobierno local -el último de ellos entre 2015 y 2019- se han retirado escudos de algunas escuelas rurales, como la del Francés, Román ha exigido a la alcaldesa que “convoque el Pleno que el Grupo Municipal Socialista ha solicitado y se ponga así de lado de la ley y de la democracia”.

“Desde 2019 que el historiador Juan Antonio Díaz puso en conocimiento de la alcaldesa este hecho y formuló formalmente la retirada del título de Hijo Adoptivo a Franco, el equipo de gobierno ha hecho caso omiso, incumpliendo así la ley estatal y autonómica de Memoria Histórica y Democrática”, ha remarcado.

Román ha instado a la alcaldesa canilera a que actúe en base a la legalidad y contribuya a que Caniles sea un municipio “libre de acciones contra la memoria democrática”.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.