Tiempo de lectura: 6 minutos

La candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía subraya que las elecciones “no van de izquierdas o de derechas, van de sentido común”

Entrevista completa a Macarena Olona.

G. C. / Granada | 17 de junio de 2022

La campaña de las elecciones andaluzas toca a su fin y, tras este tiempo, algo ha quedado claro: quien vote a Macarena Olona, la candidata de Vox a presidir la Junta de Andalucía, no será por desconocimiento. La cabeza de lista por Granada ha estado en el centro del discurso del resto de partidos, ha abierto informativos nacionales y, además, ha recorrido buena parte de la geografía andaluza para llevar de forma nítida su mensaje, sin intermediarios. Este ha sido quizás el reto más hercúleo de Olona, conseguir que su discurso llegue sin contaminación al votante, por lo que ha protagonizado una campaña absolutamente atípica, sin necesidad de recurrir a los medios tradicionales y confiando en el boca a boca de las redes sociales. Ahora llega el cierre de campaña, la jornada de reflexión y el día de depositar el voto en las urnas. También ha llegado el momento de hacer el balance de la campaña electoral, tradicionalmente insípida y que, en esta ocasión, ha tenido un notable aderezo de sal y pimienta con la presencia de Macarena Olona.

-El PSOE se aferra a que Andalucía es de izquierdas y que las anteriores elecciones se perdieron porque no se movilizó el electorado. ¿Si se confirman mínimamente las encuestas cree usted que Andalucía habrá dejado de ser de izquierdas de forma oficial?

-Estoy convencida de que esto no va de derechas o izquierdas, va de sentido común, de dar la mano a las andaluces y sacarles de la desesperanza y la falta de oportunidades en la pendiente deslizante a las que no han llevado 40 años de políticas socialistas continuadas por el PP. Andalucía no se puede permitir dejar pasar este tren, puede que no haya otra segunda oportunidad, desde luego no la hay para el 30% de personas que están en riesgo de pobreza, esas son las personas que tengo en mi corazón porque son a las que puedo mejorar sus vidas, que es lo que motiva, mejorar la vida de la gente. Y para eso no voy a pedir el carnet.

-En el último debate entre candidatos emitido en Canal Sur le quedaba un segundo para terminar un bloque y el presentador dio por supuesto que no iba a utilizarlo. Sin embargo sí decidió usar este mínimo tiempo para extender el brazo hacia Juanma Moreno, que no se dio por aludido. ¿Le hizo la cobra en directo?

-Totalmente. (risas) Lo más difícil para mí en el debate fue ajustarme al escaso tiempo que teníamos cada uno de los candidatos, es un esfuerzo de concisión, porque me hubiera gustado explicar el programa, programa, programa, como decía Julio Anguita. Fue muy gráfico mi gesto de tender la mano pero más expresivo aún el silencio del señor Juanma Moreno.

Un momento de la entrevista.

-El candidato de Cs, Juan Marín, estableció como requisito para ser andaluz el saber hacer torrijas, un momento del debate que debió parecerle brillante porque está haciendo continuas referencias desde entonces en sus redes.

-Me pareció dramático, a mí y a miles de andaluces que ya no están porque se han suicidado. Mientras el señor Juan Marín, siendo vicepresidente de la Junta, se dedicaba a subir vídeos haciendo torrijas, algunos hosteleros se han suicidado, uno en Granada y otro en Sevilla. Y el que no ha perdido la vida ha pasado mucha miseria, en Andalucía se está pasando mucha miseria, y no por el coronavirus sino por políticas irresponsables y políticos que no han pagado una puñetera nómina en su vida, que no saben lo que es enfrentarse a la cuenta de resultados. Hablo de políticos que obligan a cerrar un negocio y prohíben trabajar sin establecer de forma inmediata un plan de indemnizaciones, no de rescate, porque al que impides trabajar hay que indemnizar, tal y como recoge la Constitución Española. El otro día estuve en el mercadillo de Dos Hermanas, tradicional feudo socialista, tenía mucho interés en ir, no podía dar dos pasos porque me paraban a cada momento, de muy distinta condición pero con algo en común, muy humildes todas ellas, y hablaban de la necesidad de que los gobernantes en Andalucía les permitieran trabajar en libertad.

-Tras un debate se lanzan mil encuestas por las redes para que se vote al ganador de entre todos los candidatos. ¿Qué nota le pondría al resto de participantes en este encuentro y en la campaña en general?

-Me cuesta establecer un ranking, para mí todos fracasaron y defraudaron, ninguno de ellos fue sincero y honrado. Me produce pudor y vergüenza ajena, porque para prepararme este debate visioné los de 2018 y son las mismas caras prometiendo lo mismo, algunos de ellos habiendo asumido tareas de gobierno, habiendo incumplido de forma flagrante su programa y presentándose de nuevo ante los andaluces. El lema de campaña del PP en 2018 era “palabra” y, además de los incumplimientos, lo más sorprendente es el aire de triunfalismo. Es lo que me parece más sorprendente como ciudadana de la calle que ha dado un paso a la política y que no se resigna a aceptar estereotipos y forma de proceder de los políticos que han olvidado el noble arte de representar a los andaluces.

-El debate se recordará por el libro de texto que sacó en directo en el que se hablaba de la masturbación a escolares de 10 años. “Si en un parque alguien habla a un niño de esto llamo a la Policía Nacional”, llegó a decir. ¿Está a favor o en contra de la educación sexual en las escuelas?

-Yo defiendo la Constitución porque soy una mujer de ley y de orden, igual que lo es mi partido. En el artículo 27, apartado tercero de la Constitución Española, se reconoce el derecho de los padres a que sus hijos reciban una educación conforme a a sus convicciones morales. Yo sólo defiendo la libertad que reconoce la Constitución Española para que los padres puedan elegir si sus hijos reciben o no esa educación sexual, porque entramos en el terreno de las convicciones. Y por encima de eso toda enseñanza debe estar acorde con el proceso de madurez de los niños. Usted y yo podemos hablar de muchas cosas, a los niños no, hay que dejarlos limpios y libres, tienen que adquirir conocimientos y no porquería y bazofia ideológica.

-Desde diferentes ámbitos parece que se está intentando rescatar el concepto de nacionalismo andaluz. ¿Está de acuerdo con esta corriente?

-Es un insulto hablar de nacionalismo andaluz por parte de quienes pretenden abrir las fronteras de par en par, son sus niños, los menas, a los que todos los partidos salvo Vox en esta legislatura han reconocido un derecho de acceso preferente de acceso a las viviendas oficiales y ayudas públicas hasta que cumplan 25 años, con una tasa de paro entre los menores de 25 años en Andalucía del 36%, la mayor de Europa Alguien tiene que pensar en los nuestro, sin miedos y sin complejos.

-Desde San Telmo se está pretendiendo unificar a los andaluces en los últimos 40 años y usted dejó un mensaje que pasó desapercibido para la mayoría: este andalucismo está opacando la rica variedad que hay entre las provincias andaluzas. ¿Cómo piensa combatir esto si llega a San Telmo?

Aspiro a presidir la Junta de Andalucía para acabar con las desigualdades territoriales que existen en Andalucía entre las distintas provincias. ¿Qué ha hecho Huelva para ser condenada a ser la única capital andaluza sin una unidad de asistencia materno-infantil? ¿Qué a hecho Granada, junto a Jaén, para ser una de las grandes olvidadas en cuanto a infraestructuras e inversiones? Porque no me digan que Granada tiene AVE, la falta de infraestructuras e inversiones está directamente relacionada con la actitud de lealtad de Andalucía respecto a España, aquí no ha habido golpes de estado no chantajes, lo que ha dado luchar que Moncloa haya destinado sus inversiones a otras regiones gobernadas por racistas y golpistas y chantajistas. Los primeros perjudicados han sido los españoles leales. Vengo con la intención de cuidar y mimar, como sólo puede hacer una madre, a las ocho provincias andaluzas.

-Se especula sobre si volverá a Madrid en caso de que no se confirmen sus expectativas electorales. Para despejar dudas, ¿ha buscado ya guardería para el próximo curso para su hijo?

-Cuando Santiago Abascal me honró asumiendo el liderazgo de la candidatura empecé a buscar casa y guardería en Sevilla, aunque he tenido que aparcarlo porque no tengo un segundo para mí a nivel particular. Una vez pase el 19 de junio retomaré la búsqueda de guardería y de casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.