Tiempo de lectura: 3 minutos

La actuación, que tiene un plazo de ocho meses, abarca el recorrido de un kilómetro entre Doctor Alejandro Otero y Camino del Purchil

D. G. / Granada | 1 de junio de 2023

El perfil del contratante de la Agencia de Obra Pública, dependiente de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, ha publicado la adjudicación de las obras de remodelación del tercer y último tramo del eje Arabial-Palencia a la oferta presentada por la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Hormigones Asfálticos Andaluces y Suministros Asfálticos. El presupuesto de ejecución asciende a algo 2.051.901 euros, y el plazo de ejecución de ocho meses. Esta remodelación es una actuación compensatoria por las obras del Metro de Granada.

El nuevo tramo adjudicado, de 1.025 metros de longitud, discurre por la calle Arabial entre la intersección con la calle Doctor Alejandro Otero, junto al río Genil, y la intersección con el Camino de Purchil, punto que conecta con la remodelación del anterior tramo del referido eje hasta el parque Rafael Fernández Piñar, cuya obra concluyó el pasado 23 de abril.

Principales actuaciones

En este tercer tramo, las principales actuaciones, en sintonía con el alcance de los trabajos en los otros dos tramos, consisten en la renovación de la pavimentación, así como la reordenación de los viales de manera acorde a las necesidades actuales. De esta forma, se implantará una ciclocalle, que compatibiliza el paso de las bicicletas con el tráfico rodado, limitado a una velocidad de 30 kilómetros/hora en todo el eje, para vertebrar así una gran parte de la ciudad y dar respuesta a los usuarios de la bicicleta, así como fomentar el uso del transporte sostenible en la ciudad.

Este tercer y último tramo del eje Arabial-Palencia entre la calle Doctor Alejandro Otero y el Camino de Purchil incluye además intervenciones en las calles adyacentes a Arabial: calle Neptuno, Doctor Alejandro Otero, Virgen Blanca y el propio Camino de Purchil, que se verá mejorado urbanísticamente gracias a la intervención en el eje principal.

La remodelación de este tramo contempla también un proyecto de ajardinamiento y arbolado que tendrá en cuenta tanto la protección de las especies existentes que se encuentren en buen estado, como la implantación de nuevas especies en mejores condiciones de ubicación y espacio, óptimas para entornos urbanos, que aseguren la preservación de las mismas de cara al futuro. En materia de mobiliario urbano, se incluye la dotación de papeleras, bancos y farolas.

En cuanto al alumbrado público, se introducirán equipamientos con mayor eficiencia energética, que permitan un mayor ahorro en el consumo eléctrico, adaptados a las normativas actuales, con el objeto de conseguir mejores niveles de iluminación junto con un ahorro del consumo para el ciudadano. Además, la fase inicial de los trabajos incluye el desvío y reposición de servicios afectados (redes de saneamiento y suministro urbano), excepto los relativos al suministro de agua, que los acomete directamente la empresa municipal Emasagra.

Reurbanización

Con esta actuación se completará la reurbanización de todo el eje Arabial-Palencia, que está dentro de las actuaciones compensatorias por la ejecución de las obras del Metro de Granada. Se trata de una actuación de mejora y reurbanización de un viario público en un eje que durante las obras del metro en Camino de Ronda canalizó los desvíos alternativos de tráfico, con el consecuente deterioro de la calzada y acerados ante un notable incremento del tráfico de coches y camiones de la obra del propio metropolitano.  

La reurbanización del eje Arabial-Palencia, del que ya se han puesto en servicio los dos primeros tramos (el primero en diciembre de 2020 y el segundo en abril del presente 2022), fue asumido por la Junta de Andalucía en octubre de 2014, mediante la firma de la adenda al convenio de colaboración suscrito en 2006 con el Ayuntamiento de Granada para la construcción del metropolitano, pero estas obras no se licitaron, adjudicaron e  iniciaron hasta la presente legislatura.

El proyecto de reurbanización, que ha sido redactado y aprobado por el Ayuntamiento de Granada, y supervisado por la Agencia de Obra Pública, ha tenido como prioridad la garantía de la accesibilidad para los ciudadanos, buscando itinerarios accesibles en condiciones de seguridad que faciliten el tránsito de las personas con movilidad reducida. Todo ello con el encaje de las diferentes necesidades del vial determinadas por la existencia de los diferentes servicios y las necesidades propias del comercio existente. Concretamente, se ha liberado del tránsito peatonal numerosas barreras arquitectónicas, se han establecido pasos peatonales a nivel en las calles transversales de menor flujo de transporte motorizado, han disminuido en la medida de lo posible las pendientes longitudinales y transversales en acerados, y especialmente en pasos de peatones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.