Tiempo de lectura: 5 minutos

La EPA señala que el número de desempleados ha subido de nuevo de los 100.000

D. G. / Granada | 28 de julio de 2022

Granada es la primera provincia española con más tasa de paro solo por detrás de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y se sitúa, una vez más, por encima de la tasa nacional, que es de un 12,48%, y de la andaluza, que es de un 18,68%. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2022, hechos públicos este jueves, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 22,18%, con 100.600 personas, 17.500 más que el trimestre anterior, cuando había registrados 83.100 parados, y 2.600 menos que justo hace doce meses, cuando eran 103.200 desempleados y la tasa de paro fue de un 23,10%. La tasa de empleo se sitúa en el 45,37%, con 352.900 ocupados, 2.500 menos que hace tres meses (355.400), y 9.500 más que hace justo un año, cuando eran 343.400 y la tasa de empleo fue del 44,43%.

Juan Francisco Martín, secretario general de UGT Granada, ha valorado muy negativamente las cifras de paro y ocupación en la provincia del segundo trimestre de este año, puesto que pueden advertir de “un estancamiento de la economía provincial y de su reactivación”. Ha señalado que el paro” vuelve a cebarse con los colectivos y grupos de trabajadores que, tradicionalmente, tienen más problemas de acceso al mercado laboral”. En este sentido, el aumento del paro ha sido mucho más pronunciado entre los trabajadores más jóvenes, las mujeres y la población inmigrante, y en el sector servicios

Martín afirma que los datos conocidos este jueves suponen “un varapalo para unas economías domésticas granadinas, que duramente están haciendo frente como pueden a una coyuntura inflacionista totalmente descontrolada”. Ha afirmado también que es “el momento de apostar por los derechos laborales, por la generación de empleo de calidad, en condiciones dignas y suficientemente retribuido”.

Para Martín, “cada vez es más evidente que para mejorar los datos de empleo es imprescindible llevar a cabo una profunda reforma del modelo productivo granadino, así como apostar por políticas que faciliten que el empleo crezca en nuestra provincia, y crezca como empleo estable y de calidad, por ello hay que aprovechar los fondos Next Generation para potenciar sectores, como ejemplo, el industrial con nuevos proyectos que faciliten la creación de empleo estable, seguro y de calidad. También, hay que seguir reivindicando los derechos laborales, ahora más que nunca en una situación de crisis y una situación de incremento del IPC descontrolado”.

El sindicalista ha reclamado “la necesidad de salvaguardar la capacidad adquisitiva de la población trabajadora granadina, aumentando los salarios para que puedan hacer frente a la espiral inflacionista sin mermar el crecimiento de la economía en su conjunto y, por tanto, la creación de empleo y de riqueza”.

Por último, hace también un llamamiento a las administraciones “para que sigan trabajando”. “Necesitamos muchas inversiones para el futuro, para que Granada pueda escapar de esta situación”, ha añadido.

CCOO denuncia la falta de incrementos salariales

Para el sindicato CCOO, el aumento de personas paradas es mayor que la caída de la ocupación y ello es consecuencia de la vuelta a la búsqueda activa de empleo en unidades familiares a las que con un solo salario ya no les alcanza para llegar a fin de mes ante la escalada de precios. Este es el motivo de que la tasa de actividad haya crecido 13 puntos porcentuales con nuevas personas demandantes. CCOO exige a la patronal “responsabilidad social en estos momentos en los que está en juego el futuro de la provincia.

CCOO denuncia que la vuelta a una tasa de paro del 22% en la provincia hace “inviable la buena marcha de la economía” y destaca que “la única fórmula para cambiar el modelo productivo provincial es a través de la redistribución de la riqueza y la mejora de salarios, ya la que la desigualdad se está incrementando de manera exponencial”. Es por ello que insta a la patronal “a negociar pensando en el bien común y el reporte que deben realizar las empresas al entorno en el que generan su actividad económica”.

El sindicato denuncia en ese sentido que Granada “vuelve a destacar reduciendo su actividad pese a los buenos que se reportan a nivel estatal y autonómico”. Asimismo llama a las administraciones públicas a “la revisión del poder adquisitivo a través de la negociación colectiva ante la fuerte devaluación salarial que han sufrido sus empleadas y empleados en la última década”.

En este sentido, CCOO exige al nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía “reforzar las políticas sociales para evitar la exclusión y más recursos en políticas activas de empleo, algo incompatible con el anuncio de bajada generalizada de impuestos”.

Por último, el sindicato alerta “de empresas que vulnerando la ley siguen cesando contratos en época estival para después volver a contratar, esquivando el derecho a vacaciones de sus empleados y empleadas”.

La CGE apunta que los datos de la EPA del segundo trimestre de 2022 son “desoladores”

La secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, apunta que la información publicada por el INE refleja la difícil situación económica de la provincia, lastrada por los últimos coletazos de la pandemia, la crisis energética e inflacionaria y el impacto de la guerra de Ucrania.

“No podemos hacer ninguna lectura positiva: el paro ha aumentado un 21%, superando de nuevo la barrera de los 100.000 desempleados; la ocupación ha descendido en 2.500 personas; y la tasa de paro ha vuelto a subir hasta el 22,18%”, explica Vera.

“Granada vuelve a ser la provincia con mayor tasa de paro de España”, indica la secretaria general de la CGE, que lamenta que el índice de población desempleada de Granada supere en casi diez puntos la media nacional, del 12,48%. Además, la provincia registra uno de los mayores aumentos trimestral del desempleo de toda España, solo superado por los de Huesca (+61,6%) y Lleida (48,7%).

“Estamos muy preocupados. El segundo trimestre del año suele ser mejor que el primero para el empleo, pero en esta ocasión todos los sectores han visto caer la ocupación excepto los servicios, que a pesar del inicio de la temporada alta en la capital solo han sumado 5.500 trabajadores en activo”, explica María Vera.

“Venimos avisando desde hace meses que la situación de nuestras empresas es muy delicada: la subida de los costes empresariales y de la inflación está reduciendo su rentabilidad al mínimo y están trabajando con una gran incertidumbre. Evidentemente, esto tiene un impacto directo en el empleo”, apunta María Vera, que reclama un apoyo decidido a la empresa como “única fórmula” para mejorar la salud del mercado laboral granadino y sacar a la provincia del furgón de cola del empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.