Tiempo de lectura: < 1 minuto

Denuncian que la calle en la que está ubicado el Museo-Monasterio “se ha convertido en un estercolero”

Estado de la fachada.

M. Z. / Granada

El Monasterio de Madres Carmelitas de Granada, situado en la calle Monjas del Carmen, 8 (junto a la calle Colcha), es uno de esos pequeños tesoros que esconde Granada. El problema es que los artistas del spray no aprecian la historia de este monumento y dejen su huella cada dos por tres en forma de grafiti. Así lo han denunciado en sus redes sociales, hastiados de ver cómo los muros del edificio aparecen con pintadas continuamente.

“No entendemos que pasa en esta ciudad, por qué el patrimonio no deja de sufrir atentados y todo queda impune. Desconocemos si es falta de interés por parte del Ayuntamiento de Granada y las autoridades, falta de personal o que será… Lo que tenemos claro es que estamos muy cabreados”, han señalado en sus redes sociales.

No se pueden poner cámaras en el callejón de Monjas del Carmen, una calle muy transitada por ciudadanos y turistas, pero un estercolero y un lugar lleno de grafitis porque hay que respetar la intimidad del ciudadano, ¿pero quién nos respeta a nosotros?”, han denunciado desde el Monasterio de Madres Carmelitas de Granada.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.