Tiempo de lectura: 2 minutos

El último episodio ha sido la rueda de prensa que dio la semana pasada para anunciar la cesión de un solar para un proyecto de la UGR

Francisco Cuenca.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, fue reconocido en su anterior etapa entre 2016 y 2019 por su afición a las fotos y a los selfies, lo que fue objeto de numerosos chascarrillos, siendo de los más mordaces el actual portavoz de Podemos-IU Independientes, Antonio Cambril. En esta nueva etapa, además de guardar el famoso foulard en el armario, la directriz a seguir es la de ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro en su afán de demostrar que Granada es otra ciudad desde que llegó de nuevo a la Alcaldía de la mano de Luis Salvador. El último episodio ha sido la rueda de prensa que dio la semana pasada para anunciar la cesión de un solar para un proyecto de la UGR con Google e Indra, sin esperarse a que fuera aprobada en el pleno.

Hoy mismo también se ha conocido que ha mandado una carta al presidente de la Junta, Juanma Moreno, pidiéndole un plan urgente para acabar con los cortes de luz, justo en el momento en el que los vecinos de la zona Norte apuntan al alcalde que, nada más tomar posesión en julio, anunció en la Mesa contra los Cortes de Luz que “como Ayuntamiento van a poner todo de su parte en cuanto a la coordinación de actuaciones”.

De esta manera, además, lanza un guiño a Juan Espadas de cara a las próximas elecciones, intentando poner el foco en el Gobierno de Juanma Moreno cuando el defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, que es el que más ha luchado codo con codo con los vecinos y está lejos de estar politizado, envió una carta a Pedro Sánchez para reclamarle justicia social con los vecinos de la zona Norte y que lo convirtiera en un “asunto de Estado”.

Y si la Junta y el Gobierno presentan un plan por la tarde para anunciar una inversión millonaria para construir viviendas para un alquiler barato, el Ayuntamiento lanza una nota de prensa unas horas antes en la que prácticamente dan a entender que es un proyecto municipal. Y si la Junta reforma la calle Arabial como compensación por las obras del Metro aparece el alcalde para presentar unas obras de Emasagra jugando al equívoco. Y si Granada organiza la Copa del Rey de Baloncesto es por su empeño y no por los dos millones que ha puesto la Junta, que es la que ha firmado el convenio con la ACB. A tanto ha llegado la cosa que ha llegado a apropiarse del concierto de Raphael en Granada, con episodios ya directamente cómicos como el que protagonizó el concejal Castillo hace dos semanas. Tras recoger un premio del Gobierno por el trabajo del Ayuntamiento en favor del comercio de proximidad, dijo que el galardón, otorgado en 2021, reconocía el trabajo realizado entre 2016 y 2019.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.