Advertisement

El Diario de Granada

Todas las noticias de hoy en Diario de Granada

El tiempo - Tutiempo.net

El tiempo en Granada hoy

Buscar

Ecologistas denuncian el abuso del agua para producir nieve en Sierra Nevada

Tiempo de lectura: 3 minutos

Afirman que en una serie de 30 temporadas medidas, “han captado en 15 más agua de lo que les permite la concesión”

Una de las balsas de agua.

D. G. / Granada | 11 de marzo de 2022

Ecologistas en Acción acusa a Cetursa, la empresa que gestiona la estación esquí y montaña de Sierra Nevada, de usar más agua de la que tiene concedida del río Monachil para producir nieve a través de sus cañones. Y también critica la “dejadez” de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) al “no actuar” y “consentir y amparar esta grave situación”. 

De esta forma, la organización ecologista se une a Comisiones Obreras en su denuncia pública sobre el “uso y abuso” del agua en la estación de esquí de Sierra Nevada, cuando la cuenca del Guadalquivir, donde se incluye la mayor parte de la provincia de Granada, vive una situación de “sequía extraordinaria”. 

Según explica Ecologistas en Acción, con la concesión de agua (TC-12/0305) que tiene Cetursa, de 350.000 m³ al año, “solo se pueden innivar 27 kilómetros según datos oficiales”. Pero “se están innivando bastantes más kilómetros, lo que quiere decir que se está usando más agua de la concedida”, dice el colectivo medioambiental.

Ecologistas en Acción afirma que, de acuerdo con datos de la propia Cetursa, que figuran en un estudio ambiental de 2019 para solicitar la ampliación de caudales a obtener del río Monachil, en una serie de 30 temporadas medidas, “han captado en 15 más agua de lo que les permite la concesión”.

“Consideramos que se trata de un claro trato de favor hacia Cetursa, entidad que no se ve sometida a las infracciones que recibiría cualquier otro usuario”, estima Ecologistas en Acción, que ha preguntado a la CHG por el control que tiene sobre los caudales detraídos en la estación de esquí, y su respuesta textual ha sido: “no constan en este organismo datos sobre los caudales extraídos en el marco de la concesión TC-12/0305”.

“Aparte de incumplir sus obligaciones de controlar los caudales de las concesiones, los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir han hecho la vista gorda, durante 25 años, sobre las captaciones de la laguna de las Yeguas”, afirma Ecoogistas.

La organización relata que, desde el año 1997 la concesión que tenía Cetursa para tomar agua de la laguna de las Yeguas caducó, según sentencia de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de fecha 3 de noviembre de 1997.

A pesar de esto, Cetursa “ha solicitado el doble de  agua de la que tiene concedida”. Esta concesión se llevó a cabo, dice Ecologistas, “bajo la premisa de no justificar en el futuro nuevos incrementos del agua consumida a través de la concesión existente, cuyo volumen anual asciende a 350.000 m³” [Autorización Ambiental Unificada (AAU/GR/0087/N/10) para el Plan Estratégico 2007-2017 de la estación de esquí de Sierra Nevada]. Es decir, que legalmente no se le puede dar más agua”, afirma el colectivo.

Sobre los argumentos esgrimidos tanto por la estación como por la Junta de que “el sistema de producción de nieve de Sierra Nevada no consume agua, sino que la transforma en nieve, que luego con el deshielo vuelve al cauce de los ríos”, Ecologistas en Acción señala que “no es cierto, ya que según los datos aportados por el modelo de simulación WiMMed y por mediciones directas realizadas sobre la capa de nieve por dicho equipo científico (https://tc.copernicus.org/articles/10/2981/2016/ ) entre el 24 y el 33 % de la nieve almacenada en superficie en Sierra Nevada se pierde por sublimación”, es decir que se evapora, pasa directamente a gas sin derretirse, sin pasar por líquido.

Por tanto, “si ahora utilizan 350.000 m³ anuales para producir nieve, al menos 90.000 m³ de agua se pierden, lo que supone una merma para los regantes, que no podrán regar 20 hectáreas de sus cultivos. Si se duplicara la concesión, como pretende Cetursa, el daño sería el doble”, indica Ecologistas en Acción.

Pero no sólo hay afección directa a los regantes, también los ecosistemas “sufrirían no sólo la merma de agua, sino el cambio del régimen natural de caudales, y eso afectaría a numerosas especies. No hay que olvidar que debajo de la estación de esquí, el río Monachil es Parque Nacional”, añade la organización ambiental.

“Compartimos con los sindicatos CCOO y CGT las denuncias de las irregularidades ambientales que se producen en este áambito y la necesidad de repensar la estación de esquí como fuente de trabajo que tendrá que adaptarse al cambio climático y la tendencia a una reducción continua de las precipitaciones, teniendo siempre presente que si no llueve ni nieva, no hay esquí”, finaliza Ecologistas en Acción. 

Compartir es ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *