Tiempo de lectura: 3 minutos

Por elaboración de droga y de un delito contra la seguridad colectiva por poner en peligro la vida y los bienes muebles de terceras personas.

Así quedó el piso tras la deflagración.

D. G. / Granada | 12 de febrero de 2022

La Operación Dopap se inició a finales del pasado mes de enero cuando dos personas resultaron heridas durante una deflagración que tuvo lugar en una vivienda de Atarfe. Pese a que era el gas butano el responsable de aquel incidente, los agentes de la Guardia Civil se encontraron que no había sido una explosión cualquiera, pues el motivo era que ese inmueble servía como laboratorio de droga y que, precisamente, una manipulación de gas para la elaboración de la misma había sido la causante del suceso. Ahora, dos semanas después, la Guardia Civil ha detenido a uno de los responsables de este laboratorio, un joven de 20 años que fue uno de los dos heridos, al que se acusa de presunto autor de un delito contra la salud pública por elaboración de droga y de un delito contra la seguridad colectiva por poner en peligro la vida y los bienes muebles de terceras personas.

Los hechos se remontan al pasado 27 de enero cuando se produjo una explosión en régimen de deflagración en una vivienda de Atarfe mientras se estaba manipulando marihuana con gas butano para extraer aceite de hachís.

A consecuencia de la explosión el detenido y otro joven sufrieron graves quemaduras y heridas de consideración por las que tuvieron que ser ingresados en el hospital de Traumatología de Granada. La explosión también destrozó completamente el piso en el que se encontraban los dos jóvenes.

La Guardia Civil al registrar la vivienda posteriormente se incautó de 11,8 kilos de marihuana y de 688 gramos de hachís que ya habían “cocinado”.

La deflagración se produjo poco antes de las 20:00 horas una en una vivienda de la calle Doctor Prados Picazo de Atarfe. La Guardia Civil acudió inmediatamente después a la vivienda y los agentes del Grupo de Desactivación de Explosivos de la Comandancia de Granada comprobaron que habían estado manipulando gas butano para la extracción de hachís, se había producido una mezcla explosiva de gas y aire y que por causas que se están investigando se produjo una explosión en régimen de deflagración que casi acaba con la vida de los dos infortunados narcotraficantes.

La Guardia Civil también registró el piso y encontró la droga intervenida, 22 botellas de gas butano para mecheros y todo lo necesario para la extracción por el método BHO (Butano Hash Oil) de aceite de hachís.

Una peligrosa práctica con gas butano

La extracción BHO (Butano Hash Oil) de aceite de hachís con la ayuda de gases solventes como el butano es una práctica especialmente peligrosa para la integridad del que los está manipulando y para la propia vivienda donde se realiza el proceso, porque son habituales accidentes como el que ha ocurrido en Atarfe y anteriormente, el pasado mes de junio de 2021, en Armilla y en Dúrcal.

La Guardia Civil ha procedido a la detención de este joven una vez que ha curado sus heridas y después de prestar declaración en el acuartelamiento de Atarfe ha sido puesto en libertad.

La operación no ha concluido y el otro joven herido en la deflagración también será detenido en el momento en el que le den el alta hospitalaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.