Un individuo de 37 años y nacionalidad polaca, con numerosos antecedentes policiales

Imagen de archivo de un perro maltratado.

D. G. / Granada | 5 de mayo de 2022

Un agente de la Policía Nacional en prácticas y fuera de servicio ha detenido en Granada a un individuo de 37 años y nacionalidad polaca, con numerosos antecedentes policiales y situación de estancia irregular en nuestro país, como presunto autor de un delito de maltrato animal tras ser sorprendido en la calle cuando estaba agrediendo a un perro que llevaba atado.

Dicho individuo acumula 6 detenciones previas y antecedentes policiales por hechos similares, constándole una requisitoria judicial vigente y habiendo hallado en su poder sustancia estupefaciente y un arma blanca.

Sorprendido por un policía en prácticas y fuera de servicio

Los hechos tuvieron lugar sobre las nueve de la noche en una céntrica calle de la capital. Fue en ese momento cuando una patrulla de la Policía Nacional, de servicio en la zona, fue requerida por varios transeúntes, los cuales aseveraban que en una calle adyacente estaba teniendo lugar una pelea entre dos varones. Una vez en el lugar, los agentes observaron a un varón que llevaba aun perro atado discutiendo con otro de forma violenta.

Este último se identificó ante los agentes como un policía en prácticas fuera de servicio, quién había decidido intervenir para evitar el maltrato que el otro varón estaba infringiendo al animal que llevaba atado. Este agente relató que momentos antes, había observado junto con otros viandantes, como el ahora detenido golpeaba al perro y le daba fuertes tirones de la correa, provocando en el can la aparición de agudos gemidos de dolor cuando pisaba sin compasión sus patas.

Tras identificarse ante el agresor como policía, el presunto autor se enfrentó con él de manera violenta y sin cesar de maltratar al animal hasta la llegada de la patrulla uniformada.

Maltratador de animales reincidente

El detenido, un varón de nacionalidad polaca y 37 años ya había sido detenido por agentes de policía en septiembre de 2020, durante el confinamiento decretado a causa de la pandemia, por haber encontrarse llevando a cabo hechos similares, habiéndose convertido de esta forma en reincidente.

En el momento de la detención los policías actuantes constataron que tenía en vigor una causa judicial pendiente ordenada por un juzgado de una localidad valenciana. Por otra parte, entre sus pertenencias los intervinientes localizaron sustancia estupefaciente y un arma blanca, motivo por el que han incoado un acta de infracción administrativa según la L.O. 4/15 de Protección de la Seguridad Ciudadana.