Las cuatro asociaciones agrarias se desvinculan de estas actitudes violentas, promocionadas desde algunos sectores y que llamaban a cortar carreteras

Desconvocan la tractorada prevista en Granada ante la previsión de desórdenes

D. G. / Granada | 17 de junio de 2022

Las organizaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de la provincia de Granada han desconvocado la tractorada prevista para el próximo 21 de junio en la provincia de Granada por la aparición de elementos descontrolados que evidenciaban la posibilidad de desórdenes públicos con efectos negativos para los usuarios de la A-92.

Las cuatro asociaciones agrarias se desvinculan por tanto de estas actitudes violentas, promocionadas desde algunos sectores y que llamaban a cortar carreteras “aunque no contemos con permisos”, según han afirmado algunos agricultores en encuentros previos a dicha convocatoria. Los representantes del sector son tajantes en la reivindicación de los derechos de sus asociados y afiliados, convocando y apoyando movilizaciones pero, siempre dentro del respeto a la legalidad y a la sociedad.

“No vamos a ser responsables de acciones de personas que, entendemos que, por desconocimiento, pretenden desarrollar acciones fuera de control”, aseguran los responsables de las asociaciones agrarias. Estas organizaciones siempre han mantenido que los derechos de participación en actos de protesta tienen un carácter limitado y que, por tanto, no vale todo.

Nuevo acto reivindicativo

No obstante, la situación que había justificado dicha protesta se mantiene, por lo que se convoca un nuevo acto reivindicativo el próximo miércoles 29 de junio, en Granada capital. La desorbitada subida del gasóleo B, a una media de 1,55 euros/litro, con picos de 1,7 euros/litro en algunos surtidores, así como del precio de la electricidad, un 100% más cara en esta campaña.

El gasto en energía que soportan los agricultores y ganaderos en sus explotaciones para seguir produciendo es ya insostenible: los precios que reciben no compensan y no pueden repercutir el incremento de los costes en la cadena alimentaria.

La escalada de los precios de la energía se está comiendo los escasos márgenes de los productores y el panorama es cada vez peor. Los vehículos no se van a poder utilizar para hacer las labores agrícolas, ahora en plena recolección de los cereales, y el brutal incremento de la factura de la luz asfixia, sobre todo, a los regantes con costes fijos durante todo el año, aunque no rieguen, y a los ganaderos que diariamente tienen que asegurar la iluminación, la ventilación y la temperatura en sus granjas y ordeñar a sus animales.

Ante esa situación tan delicada, todas las organizaciones al unísono solicitamos al Gobierno que actúe en favor del sector primario para evitar su paralización y rebaje los impuestos del gasóleo B y de la electricidad a través de la bonificación de la factura del gasóleo (plásticos y fertilizantes) en el IRPF; la aplicación de la doble potencia eléctrica en el sector agrario y el aumento de la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos, actualmente en 0,063 euros por cada mil litros o, en su caso, la vuelta al gasóleo profesional bonificado que fue eliminado en 2012. Las dos primeras medidas están incluidas en la Ley de la Cadena Alimentaria, en sus disposiciones finales y no se han cumplido hasta ahora. Como respuesta a la situación, se plantea la realización de un acto de protesta en Granada capital, el miércoles 29 de junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.