Tiempo de lectura: 2 minutos

Se han ido reduciendo de forma notable, bajando hasta la mitad entre el primer año completo de explotación y 2021

Metro de Granada.

M. Zugasti / Granada

Las colisiones en las intersecciones del trazado del metro con el viario urbano, producidos al rebasar los coches la señalización que da preferencia al tren, han sido frecuentes durante la puesta en marcha del metropolitano. Gracias a la experiencia adquirida, tanto por el servicio de operaciones del metro como por los usuarios, se han ido reduciendo de forma notable, bajando hasta la mitad entre el primer año completo de explotación y 2021.

Mientras en 2018 hubo 44 incidencias por colisión en las intersecciones, durante 2019, 2020 y 2021, la media ha sido de 22 colisiones. También han influido positivamente las obras de mejora y optimización de la seguridad vial en las intersecciones del metro de Granada llevadas a cabo en 2020 con una inversión por parte de la Junta de Andalucía de algo más de 800.000 euros.

Gracias a esta intervención se aumentó la visibilidad de los cruces y glorietas situadas en el recorrido del metro y se aumentó la seguridad vial con el refuerzo de la señalización. De igual manera, destaca la reducción del número de frenadas de emergencias durante el recorrido del metro, ya que incomodan al usuario y también pueden poner
en riesgo el desplazamiento en metro.

El descenso ha sido también importante, ya que pasaron de 150 frenadas en 2019 a 77 frenadas en 2021, lo que supone un descenso de prácticamente el 50 por ciento del total (48,7 por ciento). Junto a la consejera y el alcalde de Albolote han estado presentes en el simulacro el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Pablo García; el delegado territorial de Fomento, Antonio Granados; el director gerente de la Agencia de Obra Pública, Julio J. Caballero, y el gerente de Operaciones División Sur de Avanza, Francisco Roldán.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.