El Diario de Granada

Aplazado en Granada el juicio por matar de dos tiros a un hombre en un pub

Tiempo de lectura: 2 minutos

El hombre falleció a causa de los impactos de bala en la cabeza y en el cuello

Comienza en Granada el juicio contra el acusado de matar de dos tiros a un hombre en un pub, Aplazado en Granada el juicio por matar de dos tiros a un hombre en un pub
Juzgado de La Caleta.

Redacción / Granada

El juicio con jurado popular contra el acusado de asesinar de varios tiros en el cuello y la cabeza en un bar de copas de Albolote a raíz tras un altercado previo, que se enfrenta a una petición fiscal 21 años y medio de prisión, ha sido aplazado por la incomparecencia de varios miembros del jurado.

El crimen se produjo cerca de las dos de la madrugada del 5 de marzo del año pasado en un bar de copas situado en el Polígono Juncaril, donde el acusado, de 49 años, se encontraba junto a su hermano y se originó un altercado entre este último y la víctima. En un momento dado, el procesado sacó la pistola que llevaba oculta entre las ropas y la empuñó con la mano derecha diciendo a la víctima “que te mato, que te mato”, tras lo que dio un disparo al aire y otro al suelo, según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press.

Seguidamente apuntó con la pistola a la cabeza de la víctima y, a una distancia de un metro, efectuó varios disparos que le alcanzaron en el cuello y en la cabeza ocasionándole la muerte casi en el acto. Antes de abandonar el lugar, el acusado se dirigió a la víctima, que yacía en el suelo, diciéndole “¿quieres más, te doy más?”, según el relato del fiscal, que agrega que se llevó con él la pistola y que no ha sido localizada.

Tras el aviso de Emergencias 112 del ocurrido, la Guardia Civil se comisionó en el lugar de los hechos, junto con agentes de Policía Local de Albolote, y se hizo cargo de la investigación de los hechos, por los que también hubo de ser atendida una mujer de 37 años con un ataque de ansiedad.

Varias patrullas se trasladaron hasta dicho lugar y mientras unos agentes intentaron mantener con vida al herido hasta la llegada de los servicios sanitarios realizándole la maniobra de reanimación cardiopulmonar, otros guardias civiles indagaron qué había sucedido entre los testigos.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de asesinato, por el que pide que sea condenado a 20 años de prisión; y de otro delito de tenencia ilícita de armas, dado que no tenía permiso para portar el arma con la que presuntamente cometió el crimen. Por esto último pide que el acusado sea condenado a otro año y medio más de cárcel.

Compartir es ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos anteriores