Presenta «evidentes signos de violencia», según ha confirmado el Cuerpo Nacional de Policía.

D. G. / Granada | 13 de mayo

Llevaba más de dos meses desaparecido y los expertos ya habían perdido la esperanza de encontrarlo con vida. El cuerpo sin vida hallado este pasado jueves en la zona de la fuente de la Bicha, un sendero que transcurre entre Granada capital y Cenes de la Vega, pertenece a Manuel Alabarce, el vecino de 42 años desaparecido a principios de marzo en la barriada de la Paz y presenta «evidentes signos de violencia», según ha confirmado el Cuerpo Nacional de Policía.

El cuerpo ha sido identificado gracias al trabajo realizado por la Policía Científica de Granada y ahora continúan las gestiones por parte de la Policía Judicial para esclarecer este caso, sobre el que se ha decretado el secreto de sumario.

La familia ha sido informada esta misma mañana de que el cuerpo pertenece a Manuel y, en declaraciones a Europa Press, se han reconocido «impactados» y muy «nerviosos» tras conocer esta circunstancia.

El hallazgo del cuerpo se produjo en el transcurso de un dispositivo de búsqueda que se inició el pasado miércoles en este entorno para buscar a este vecino del barrio de la Paz, que fue localizado «en avanzado estado de descomposición» en el fondo de un pozo, según ha relatado la familia, que se encontraba desde el jueves a la espera de saber si se trataba de Manuel.

Thank you for watching

UNA PERSONA EN PRISIÓN

La familia denunció ante la Policía Nacional la desaparición de Manuel Alabarce el pasado 5 de marzo, así como la existencia de una tercera persona que se coló en su vivienda haciendo uso de las llaves y alegando que éste le había vendido el inmueble por 6.000 euros, según han relatado a Europa Press fuentes familiares, que ven «imposible» el que Manuel accediera a algo así.

Entre familiares y vecinos lograron retenerlo en el lugar hasta que llegó la Policía, que en aquel momento lo arrestó por tener una orden de busca, captura e ingreso en prisión previa y no por la posible ocupación de la vivienda o la desaparición de este vecino de la Zona Norte, que ahora se seguirá investigando.

El motocarro en el que solía desplazarse Manuel sí fue localizado a las pocas horas de su desaparición y ya entonces su familia afirmaba estar «muy preocupada» dado que necesita un tratamiento diario que no se estaba tomando.