La revista de viajes publica el artículo ‘¿Es la ciudad de sultanes de Granada la maravilla más desconocida del siglo XXI?’

Bodegas Castañeda.

D. G. / Granada

«Los bares y demás locales de restauración de Granada pueden ser absurdamente generosas con la costumbre local de ofrecer tapas gratis con cada consumición. El vaso de cerveza más corto puede venir acompañado de un bocadillo de lomo del tamaño de tu cara». Es u extracto del reportaje de Stphen Phelan publicado en National Geographic bajo el título ¿Es la ciudad de sultanes de Granada la maravilla más desconocida del siglo XXI?.

El artículo, como no podía ser de otra manera, comienza  con el «grandioso palacio medieval de la Alhambra», visitando también otros enclaves como El Bañuelo, el Albaicín, la Capilla Real o la Huerta de San Vicente, aunque no menciona el Centro Lorca de la plaza de La Romanilla, que parece que no se ha convertido aún en el polo turístico que pretende ser.

La trastienda

Entre la multitud de bares de tapas, «La Trastienda pasa desapercibida, escondida tras el mostrador de una carnicería. En 1836, el propietario empezó a dar embutidos a los clientes hambrientos que estaban en la cola. Hoy en día, los platos siguen siendo embutidos de primera calidad y quesos ahumados», como relata Phelan.

Restaurante Cala

C jamón, cordero y almejas, «el Restaurante Cala es el lugar al que acuden los cansados de las tapas en busca de variedad. En un luminoso y moderno comedor, el chef de origen francés Samuel Hernández hace que un menú ampliamente mediterráneo sea más cosmopolita a través de la leche de tigre, el aguachile verde y la salsa hoisin».

Las Tomasas

«El Albaicín está salpicado de cármenes tradicionales , con viñedos y huertos que crecen sobre sus altos muros blancos. En lo más alto se encuentra Las Tomasas, que ofrece una vista triunfal de la Alhambra. La comida aquí se basa en los alimentos regionales y nacionales, desde los chipirones hasta el rabo de toro».

Bodegas Castañeda

 Las Bodegas Castañeda, «una reliquia de la época de la Guerra Civil, están repletas de botellas y barriles llenos de vinos y jereces locales, pero la especialidad de la casa es el calicasas, una bebida casera elaborada con vermut, ginebra, ron, soda y especias».

Tragofino-San Matías 30

«Una alternativa relativamente joven y fresca a las antiguas tabernas de Granada. Destaca también por su versión superior de los cócteles de granada que se sirven en toda la ciudad. Aquí se hace con pulpa fresca y licor de Pama y se sirve en un bote de mermelada».