Tiempo de lectura: 3 minutos

La Real Chancillería expone las alāmas de los últimos reyes localizadas en varios textos probatorios de pleitos

Rueda de prensa de Antonio Granados.

D. G. / Granada | 2 de febrero de 2022

El delegado territorial de Cultura y Patrimonio Histórico, Antonio Granados, acompañado por el director de la Real Chancillería, David Torres, ha inaugurado en Granada la exposición ‘Alāmas nazaríes. Los autógrafos de los sultanes (1454-1492), organizada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico con el fin de dar a conocer y presentar estos documentos genuinos de la cancillería real nazarí, que han aparecido en los textos probatorios de varios pleitos.

Para el delegado de Cultura esta es “una buena oportunidad para que los ciudadanos se acerquen al Archivo de la Real Chancillería y conozcan los tesoros que guarda de un pasado que en muchos casos nos ayuda a entender mejor el presente”: Por ello, ha animado a granadinos y visitantes a visitar la exposición que estará abierta al público hasta el día 18 de marzo.

Granados ha destacado el trabajo llevado a cabo por el Archivo, que sigue deparando sorpresas como la reciente, durante los trabajos de descripción del fondo de la Real Audiencia y Chancillería, de un «manuscrito carmesí». En su opinión esta circunstancia ha permitido la sucesiva localización de tres documentos más que también contenían ‘alāmas: el primero de su padre Saad, otro de su hermano el Zagal, y un documento romanceado que contenía la de su hijo Boabdil. “La secuencia que forman los cuatro documentos abarca así el periodo de los cuatro sultanes que gobernaron el Reino de Granada en sus últimos cincuenta años de existencia, hasta su incorporación a la corona de Castilla” ha precisado. Por otra parte, la ‘alāma de el Zagal es la única conocida y que se ha publicado hasta el momento de este monarca.

‘Alāma’ o todo es correcto

Por su parte, David Torres ha explicado que la alāma’ en los documentos expedidos por la cancillería nazarí “es la expresión «esto es correcto», que se traza de forma autógrafa por el sultán reinante al pie del texto que se suscribe con letras gruesas y de gran tamaño. La frase tiene efectos de validación del documento en el que se escribe, y en la forma difiere de las suscripciones con que los monarcas coetáneos de los reinos cristianos peninsulares firmaban los documentos oficiales y particulares: usando su nombre o simplemente la expresión «yo el rey»”.

Asimismo, ha señalado que: “El procedimiento judicial seguido en la Audiencia y Chancillería, durante sus casi tres siglos y medio de existencia, permitió la incorporación de los documentos que ahora se presentan en los respectivos pleitos con fines probatorios, lo que justifica la aparición de unos documentos nazaríes en el fondo de un archivo de la Edad Moderna, correspondiente al más alto tribunal de la corona castellana para las tierras al sur de río Tajo. Los litigios en los que están contenidos los documentos con las ‘alāmas’ nazaríes tratan sobre la propiedad de casas y tiendas en Granada junto al desaparecido Puente de la Gallinería, situado a la altura de calle de  la Sierpe Alta, en el lateral suroeste de la plaza de Isabel La Católica; el pleito de hidalguía de un descendiente de moriscos; y el que entablaron a mediados del siglo XVI el concejo de Almuñécar y el propietario de la villa de Cázulas y La Almijara, sobre los términos y lindes y el derecho de impartir justicia.

Por otro lado, el director del Archivo de la Real Chancillería ha destacado que también han podido identificar entre los documentos reales “un texto árabe falsificado, obra de los moriscos Alonso del Castillo y Miguel de Luna, afamados creadores de documentos andalusíes y que permite enlazar los documentos que se muestran con la historia granadina de los Libros Plúmbeos sacromontanos”.

Por último, Torres ha destacado que para la conservación, recuperación y estudio de estos documentos, por un lado, la restaurado se ha llevado a cabo en su taller, mientras que para los análisis ha contado con la colaboración de profesores de los departamentos de Pintura, Química Orgánica, Óptica y del Centro de Instrumentación Científica de la Universidad de Granada.  Además, se han sometido a peritajes caligráficos por una especialista en autenticación de documentos históricos; y profesores de la facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Málaga, del Departamento de Estudios Judíos e Islámicos del Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo del CSIC, y del Departamento de Estudios de Oriente Medio de la Universidad Carolina de Praga que los han transcrito, traducido y estudiado. Se ha elaborado un catálogo con artículos de los

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.