El Diario de Granada

El alcalde Paco Cuenca quiere acabar con las tapas gratis en Granada

Tiempo de lectura: 2 minutos

“Las tapas hay que pagarlas porque son alta gastronomía”, ha dicho hoy durante un acto

El alcalde Paco Cuenca quiere acabar con las tapas gratis en Granada, El alcalde Paco Cuenca quiere acabar con las tapas gratis en Granada
Una tapa de arroz.

M. Zugasti / Granada | 31 de marzo de 2022

“No vamos a promocionar más tapas gratis, nunca más. Las tapas hay que pagarlas porque son alta gastronomía como se ha demostrado hoy”. Esta es la declaración de guerra del alcalde de Granada, Francisco Cuenca, respecto a la gran seña de identidad de Granada para vecinos de la ciudad y visitantes, que no cesan de alabar y promocionar en las redes sociales esta tradición que, en el caso de Granada, tiene fama de ser especialmente generosa.

Con estas declaraciones el alcalde de Granada sigue el guion marcado por la Federación de Hostelería de Granada, que desde hace años aboga por tapas de calidad… pagadas a su justo precio, en la línea de otras ciudades como Sevilla. Por poner un ejemplo, una tapa de lomo cuesta en la capital andaluza más de 3 euros, cerveza aparte, mientras que en Granada por ese precio se paga la tapa y la consumición, con igual calidad. En este sentido, el alcalde centra su discurso en la tapa pagada para fomentar el turismo, aunque no menciona a los granadinos que desde tiempos inmemoriales se toman su cerveza con su tapa en su bar de referencia como una tradición diaria.

Cuenca ha hecho estas declaraciones durante la final del certamen Saborea Sin Prisa Granada. “Tenemos que creérnoslo, venderlo y seguir así porque la estrategia marca el sello de calidad de la gastronomía que se da en los establecimientos de Granada”, ha continuado Cuenca, olvidando en su discurso a otros segmentos de la población menos pudientes, caso de los estudiantes, que tienen como referencia Granada por la calidad de sus tapas gratis.

“Si hablamos de gastronomía hay que potenciar que la gente tenga razones para quedarse a dormir más tiempo y uno de esos enganches es quedarse a almorzar o a cenar. No vamos a promocionar más tapas gratis, nunca más. Las tapas hay que pagarlas porque son alta gastronomía, queremos que la gente se siente en el establecimiento y disfrute de la gastronomía, no de la tapa gratis sino de pequeños bocados que se pagan y son una muestra de una carta que lleva a sentarse a mesa y mantel, que es lo que da rentabilidad y lo que da puestos de trabajo estables y con cierta garantía además de reconocer la calidad”, ha concluido Cuenca.

Compartir es ❤️

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos anteriores